•  |
  •  |

Los pobladores capitalinos del anexo del barrio “Casimiro Sotelo”, conocido como El Chorizo, junto a los habitantes del Huellas de Jesús, en Tipitapa, son los primeros damnificados de esta época de invierno. En Managua hay 124 personas evacuadas, y, en Tipitapa, 45.

Según el reporte de Defensa Civil, las recientes lluvias han sido las que más estragos causaron en las viviendas de estos ciudadanos. En estos días, los miembros de esta unidad auxiliar estuvieron trasladando a los residentes del “Casimiro Sotelo” hacia el albergue del Polideportivo España, el cual se había clausurado hace unos meses, con la salida de los damnificados del invierno anterior.

El capitán Óscar Mercado Valle, oficial de guardia de Defensa Civil, expresó que este sábado llevaron a las últimas 19 familias, unas 90 personas, hacia el Polideportivo. Estas personas estaban amenazadas por un muro perimetral. En total, solo en la capital, hay damnificadas 26 familias, con 124 personas.

El capitán también comentó que los albergues que han sido desocupados recientemente, siguen siendo los mismos para ocuparse este año, en caso de ser necesario.

Situación en Tipitapa
En Tipitapa se trasladaron 13 familias, conformadas por 45 personas, originarias del barrio Huellas de Jesús, ubicado contiguo al barrio Cristo Rey. Estos pobladores sufrieron anegaciones en sus viviendas, por lo que ahora se encuentran resguardados en la Iglesia Bautista Jesús.

De acuerdo con el capitán Mercado, las autoridades locales tendrán que valorar la posibilidad de que estas personas regresen o no a sus hogares, ya que el “Ejército lo que hace es disponer de esfuerzos y de medios para apoyar a las autoridades civiles en la evacuación de personas que se encuentran en puntos de riesgos”.

“Responsabilidad compartida”
La demanda de la población por las afectaciones de las recientes lluvias que caen en la capital, debe ser responsabilidad compartida entre Alcaldía y pobladores, aseveró la alcaldesa de Managua, Daysi Torres. Sin embargo, comentó que se está trabajando para atender emergencias en conjunto con la Defensa Civil, con el Ejército y con la Policía.

También aseguró que están trabajando en la concienciación de la población, para que  no tire la basura en los cauces, ya que se obstruye el drenaje. “Los problemas son muchos, debido a que estos conductos son muy viejos y es imposible que en cuatro años pueda solucionarse esa limitante, pero ya estamos trabajando con el gobierno central en este asunto”, dijo Torres.