•  |
  •  |

El anuncio del presidente Daniel Ortega en mantener en su cargo a la primera comisionada Aminta Granera y a la jefatura de la Policía Nacional, generó algunos malestares en los mandos medios de esta institución.

Llamamos a la mayoría de comisionados generales de la Policía, quienes tienen cargo de subdirectores, pero ninguno quiso pronunciarse sobre su permanencia en el puesto, anunciado por el mandatario. Quienes sí lo hicieron, bajo la condición del anonimato, fueron algunos comisionados mayores y comisionados que esperan ascender en el escalafón policial.

Ascensos no se detendrán
Casi todos los consultados por EL NUEVO DIARIO coinciden en que a pesar del anuncio presidencial, en septiembre próximo, los ascensos en grados no se detendrán, pero el problema será que los cargos se estarán estancando.

“El problema para nosotros es que muchos estábamos esperando ser uno de los subdirectores de la Policía, pero eso al parecer ya no se podrá. Ahora lo que creemos es que, incluso, ya no nos enviarán a retiro”, afirmó un comisionado mayor.

El comisionado general en retiro, Francisco Bautista, consideró que uno de los inconvenientes institucionales del anuncio del presidente, es que algunos jefes policiales podrían percibir el mensaje como que a lo interno de la Policía no hay personal capaz que pueda sustituir a Granera.

Aseveró que hay por lo menos tres jefes policiales con las capacidades suficientes para reponer a Aminta.

CPDH: Se violentaría la ley
El secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Marcos Carmona, aseguró que Ortega estaría una vez más violentando la ley si reelige a la primera comisionada Granera.

“Consideramos importante que la comisionada Granera no se sume a la lista de personas que han pasado por encima de la Constitución y de las leyes, que ha venido promoviendo de manera sistemática el presidente Ortega.

El Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, señaló que el cargo de la primera comisionada Granera se vence el próximo cinco de septiembre, y que la Ley 228 de la Policía Nacional, en su artículo 88, numeral 1, establece que el director de la Policía tendrá una permanencia de cinco años en el cargo y luego pasará a retiro, por tanto, el presidente Ortega no podría actuar fuera del marco de lo que establece la ley.

Claudia Pineda, Directora Ejecutiva del Ieepp, afirmó que “lamentablemente la Policía Nacional, a pesar de todo su éxito en otros campos de su actuación, en el de los derechos ciudadanos, sobre todo de los derechos políticos de ciudadanos que se manifiestan en contra del partido de gobierno, ha dejado mucho que desear”.