•  |
  •  |

Los resultados oficiales del primer corte evaluativo del Año Escolar 2011, desalientan las metas orientadas a salir de la pobreza, que se ha trazado el país, ya que la Secundaria, considerada nivel “indispensable” para que la población opte a mayores y sobre todo mejores oportunidades de inserción laboral, reportó niveles deficientes de aprobación.

El rendimiento escolar de la Secundaria fue de apenas el 64% durante el Primer Semestre, y aunque el propio viceministro de Educación, José Treminio, a través de medios oficialistas, dijo que el dato --14 puntos porcentuales inferior al de 2010 para el mismo período-- “no es para alarmarse”, expertos como el economista Adolfo Acevedo lo califican de “preocupante”, bajo la consideración que se atiende apenas a un estimado del 45.5% de los jóvenes en edad de asistir a este nivel educativo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, la tasa neta de matrícula del primer ciclo de enseñanza Secundaria, es del 42%, mientras que para el ciclo superior de enseñanza secundaria, es decir los últimos años, el indicador se reduce al 15%.

Es una muestra del desgrane de la población en ese nivel, comportamiento que se contrapone con los reportes record de retención escolar que oficialmente publica el Ministerio de Educación, Mined.

En Secundaria, aunque literalmente “pasaron de panza” en rendimiento escolar, parece no haber sido un factor desalentador, pues la retención fue de 99.13%, afirmó el Mined, dato al corte del 29 de abril, pero que a la fecha se mantiene en márgenes “importantes”, según estimaciones preliminares brindadas por Treminio.

Informó, además, de una permanencia en la matrícula de Primaria del 110.36%, y en Preescolar de 99.36%, bajo la salvedad que son datos que incluyen la matrícula extratiempo que permitió el ministerio.

“Cifras mentirosas”
Ena Fuertes, de la Unidad Sindical Magisterial, calificó de “mentirosas” las cifras oficiales, asegurando que la pobreza y el desempleo siguen alentando el abandono, “y eso no lo necesitamos ver en números; se ve en las aulas”, indicó.

Sin embargo, el profesor Arsenio Vivas, de la Confederación de Maestros de Nicaragua, admitió buen suceso en retención, pero sin la “exageración” oficialista. Sus estimaciones paralelas son del 85% en Secundaria y 80% en Primaria.

Vivas augura que en los próximos meses el abandono podría revelar su verdadero rostro, porque “cuando el padre mira los ‘rojos’ se decepciona y lo saca” de la escuela.

Avances en Batalla por el Sexto Grado
El viceministro Treminio resaltó el trabajo del Mined en retención escolar de cara a la Batalla por el Sexto Grado, que se fijó como plazo 2012, minimizando el saldo negativo de la Secundaria.

Al respecto, Acevedo señala que la conclusión universal de la Primaria, si bien es necesaria, no garantiza la reducción de la pobreza, y, por tanto, “urge” incrementar además del acceso y la conclusión de ese ciclo, que un mayor número de estudiantes avancen hacia la enseñanza secundaria y la culminen.

Recordó que para que un país avance necesita una población con 9 años de estudio. Pero para que la juventud tenga mejores oportunidades, se requiere de once años de escolaridad.

En 2010, el 21.2% de estudiantes de Secundaria se aplazaron y un 15.2% abandonó las aulas.

Acevedo, además, reconoce que el rezago que experimenta Nicaragua en la cobertura y calidad de la enseñanza Secundaria está asociada a la “absolutamente raquítica” asignación presupuestaria, pues el  Gasto por Estudiante de Secundaria como porcentaje del PIB, es apenas la tercera parte del Gasto por Estudiante de Primaria.

A eso suma que es tres veces menor que el promedio de América Latina y el Caribe, e inferior al de todos los demás países de la región, exceptuando Haití, de acuerdo con estadísticas de Unesco.

“El Proyecto para la Educación en Nicaragua, del Banco Mundial, resaltaba el hecho de que: ‘Nicaragua es quizás el único país en el hemisferio donde los gastos por estudiante de Secundaria son menos de la mitad los gastos por estudiante de Primaria’”, apunta el economista.

En 2011, la asignación para Primaria fue de 3,725,446,502 córdobas, mi-entras que para Secundaria el monto es de 791,692,332.

Mala nota es producto del activismo partidario
Ena Fuertes reconoció la mala nota de los estudiantes como el fruto de la apretada agenda partidaria que se les ha orientado cumplir como parte de la estrategia de promoción de la candidatura presidencial de Daniel Ortega, que derivó en el ausentismo escolar y en la suspensión de clases para asistir a actos organizados por la Juventud Sandinista y la Federación de Estudiantes de Secundaria, FES.

Los jefes de campaña y candidatos a la Presidencia también opinaron que la participación de los jóvenes en la campaña electoral del Frente Sandinista está afectando el rendimiento escolar.

Eliseo Núñez, jefe de Campaña de la Alianza Partido Liberal Independiente, PLI, afirmó que el rendimiento seguirá bajando, mientras los tengan “para manifestaciones y no para estudiar”.

“Les están ofreciendo hacer fácil su vida estudiantil a cambio del voto. Esa es la tónica que el Frente Sandinista ha tenido, priorizar la vida política más que el desarrollo de los estudiantes”, indicó Núñez.

Por su parte, Róger Guevara, candidato presidencial por la Alianza por la República, APRE, opinó que es producto de la desmotivación que afrontan los adolescentes y universitarios, que ven los horizontes cerrados y miran con mayor conciencia los problemas de su casa.

Y la FES llama a “celebrar”
Nuevamente los colegiales convocados por la FES y por la Juventud Sandinista desfilarán en las calles. La tarde de ayer esa organización que hace pocos días promovió un desfile donde menores portaban mensajes alusivos a la candidatura presidencial de Daniel Ortega, anunció para este sábado, Día del Estudiante, el Festival de los Estudiantes: “Juventud Canto de la Revolución”.