•  |
  •  |

La propuesta de ley para regular la emisión de mensajes publicitarios que promueven el consumo de alcohol deberá contar con el consenso de las instituciones del Estado, las empresas productoras de estas bebidas y de los medios de comunicación, de modo que se le dé una respuesta integral a este problema, consideró Claudia Paniagua, de la Fundación Nicaragua Nuestra.

Paniagua hizo hincapié en la violación a los reglamentos que ya existen, como el que obliga a los vendedores de bebidas alcohólicas a exigir el documento de identidad a jóvenes antes de vender el producto.

“En ningún lugar se les pide la cédula a los jóvenes para comprobar la edad. Está prohibido venderles a menores, pero no es una realidad. En lugares donde ofrecen el alcohol no les importa a quién se lo están dando”, expresó Paniagua, cuya organización trabaja con jóvenes en riesgo.

El proyecto de ley propuesto por el Instituto contra el Alcoholismo y Drogadicción, ICAD, aún no ha sido  enviado a la Asamblea Nacional. Se denomina “Ley para la Reducción del Consumo del Alcohol y otras Drogas Legales entre los Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes de Nicaragua”, y busca que la juventud y niñez postergue la edad de inicio de consumo de licor, explicó recientemente el Director del ICAD, doctor Francisco Landero.

El anteproyecto de ley establece regulaciones a medios, agencias de publicidad y empresas comercializadoras de bebidas embriagantes, que por medio de imprenta, litografía, pintura, fotografía, escultura, caricatura, grabado, radiodifusión, televisión, cinematografía, rótulos, altoparlantes o cualquier otro medio para la reproducción de palabras, signos o ideas, promueve y fomente el consumo de alcohol a menores de 18 años.

Todo está regulado

Fuentes de la empresa privada ligadas a la industria de bebidas alcohólicas, expresaron su preocupación por el proyecto de ley del ICAD, al considerar que la mayoría de las normas establecidas para defender a la juventud del consumo de alcohol, ya están reflejadas en códigos, acuerdos y leyes de la materia.

Así mismo, manifestaron preocupación al no ser tomados en cuenta para la consulta del proyecto, ya que se les quiere afectar con un cobro del 10% anual de sus utilidades netas, algo que consideraron como un atentado contra la estabilidad económica de las empresas privadas, incluyendo medios de comunicación, negocios de consumo y agencias de publicidad.

Exacciones ilegales

El proyecto propone también que el equivalente del 30% del valor de cada espacio publicitario, de cada comercial de bebidas alcohólicas o productos del tabaco publicado en los medios, será “donado” por estos para la emisión de mensajes de prevención y campañas promovida por el ICAD, contra la adicción al alcohol y otras sustancias.

El legislador liberal José Pallais consideró que algunas de estas propuestas son excesivas, sin embargo, el diputado Luis Callejas, recordó que parte de lo planteado en esta propuesta está contenido en la Ley de Control del Tabaco, que ya fue aprobada en el Parlamento y que busca reducir el consumo, adicción y comercialización del cigarrillo.

Entre otros, dicha ley obliga a que en lugares públicos haya área de fumado y de no fumado, pero debido a que el Ejecutivo aún no la ha reglamentado, esta no se cumple.

Callejas valoró positivamente la iniciativa de ley propuesta por el ICAD, pues dijo que es necesario que se busquen fondos para apoyar la rehabilitación de las personas que padecen de alcoholismo.