•  |
  •  |

Los tres meses próximos son los más lluviosos de la época del invierno, por lo que las autoridades de meteorología del Ineter, advierten a las instituciones que trabajan junto a Defensa Civil, a que estén pendientes de los sistemas que generarán mayores precipitaciones anormales en las zonas de Occidente, Norte y la RAAS.

En un análisis que presentaron ayer los funcionarios del Ineter, el que está basado, según explicó Marcio Baca, director de Meteorología del Ineter, en las estadísticas de 30 años de información con que cuenta dicha institución, y en las 174 estaciones meteorológicas que ocurren en todo el territorio nacional.

Mario Gutiérrez, Director Técnico de la Dirección General de Meteorología, comentó que “todas las estadísticas e investigaciones nos auguran que, en su totalidad, las probabilidades de las lluvias son para que tengan un comportamiento dentro de lo normal, y en algunos sectores muy puntuales fuera de lo normal”.

Para el segundo período del invierno actual, se prevén 16 tormentas y nueve huracanes, de las que Nicaragua tiene de un 25 a un 30% de probabilidades de afectación por cualquiera de estos sistemas. En este momento, ya se formaron las tormentas tropicales Bret y Cindy, que están muy alejadas del territorio nacional.

Gutiérrez manifestó que es muy probable que las lluvias estén en el rango normal en las regiones del Pacífico Norte y Central, sobre todo; por el contrario, en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur, habrá alrededor de un 30% de lluvia.

“En agosto, las precipitaciones se concentran en el occidente del país, en el Norte y en la RAAS. Para septiembre, se centran en el Pacífico. Este es uno de los meses más lluviosos, principalmente en el Occidente, en el Norte y en algunos sectores de la región Central.

Hacemos un llamado a todos los organismos que trabajan junto a Defensa (Civil), a estar pendientes de los sistemas que provocan lluvias”, señaló.

Canícula húmeda
También informó que la canícula será húmeda, ya que lloverá de 16 a 17 días, en este período que comprende del 15 de julio al 15 de agosto. En algunos casos, los chubascos serán esporádicos, pero en todos habrá una abundante precipitación. “Esto es un elemento importante para los sectores productivos”, consideró Gutiérrez.

Vigilan el Xolotlán
Hasta el momento, el nivel del lago Xolotlán está en 41.20 centímetros. Desde mayo a la fecha ha descendido 52 cm. Los expertos del Ineter, consideran que entre septiembre y octubre, alcanzará el mismo nivel del año pasado, que fue de 42.73 cm. Pero esta vez, habrá menos afectación en las costas de este recurso hídrico, porque los habitantes de ese sitio fueron desalojados en el invierno anterior.