•   Managua  |
  •  |
  •  |

De acuerdo con la magistrada de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Juana Méndez,  la  reforma de la sentencia a Farinton Reyes, “es oportuna, proporcional y de justicia”.

Méndez explicó que el acusado “sí cometió un delito, pero sin previa planificación ni dolo, ya que según las atestiguaciones y pruebas del hecho, la víctima fue permisiva; lo que hubo fue un exceso en el acto sexual, de acuerdo a lo expresado en un inicio por Hernández”.

“Fátima fue permisiva en ir al hospedaje Meza, sin hacer reclamo alguno desde su ingreso a este hospedaje; para la sala penal no es creíble parte del testimonio de Fátima Hernández”, dijo Méndez.

Para la magistrada, cuando existe un delito sexual, se debe determinar si hubo contacto alguno entre las partes, si medió voluntad o no, si la victima estaba en condiciones para repeler la agresión, de huir, y persuadir.