•  |
  •  |

José Treminio, viceministro de Educación, de un día para otro informó que ya no es pésimo, sino regular el rendimiento de la Secundaria al corte del Primer Semestre del Año Escolar 2011. 

Los últimos datos oficiales del Ministerio de Educación, Mined, ahora superan el 64% primeramente reportado por el mismo Treminio, llegando hasta el 70%.

Su explicación es que el primer dato correspondía al primer corte evaluativo del Primer Semestre, y el de ahora se desprende del procesamiento del 62% del segundo corte evaluativo.

Dijo que la mejoría notable es producto de las acciones emprendidas por el Mined, en las que incluyó el apoyo de la orteguista Federación de Estudiantes de Secundaria, FES, rechazando que sea la participación de los colegiales en las actividades partidarias, precisamente bajo la coordinación de la FES, lo que generó las malas calificaciones.

“Los jóvenes en nuestro país están protagonizando un proceso de transformación”, defendió Treminio el cuestionamiento sobre el involucramiento de estudiantes en la vida partidaria.

Aseguró que no han autorizado que los estudiantes se ausenten de las aulas para acudir a los llamados del partido Frente Sandinista, como se le critica por la constante presencia de los jóvenes en ese tipo de actividades.

Treminio exaltó el rol de la FES en los centros, asegurando que “desarrolla acciones para elevar el rendimiento académico” y pidió a los medios independientes “no politizar”.

Mencionó que están tomando medidas para atender el mal promedio académico, entre ellas la implementación del programa de reforzamiento escolar, que se promovió para ayudar a los aplazados de 2010, pero que según expuso, ha quedado permanentemente para corregir los problemas de aprendizaje.

 

Culpa a maestros

No supo explicar bien las razones que están detrás de la desalentadora cifra en el rendimiento de Secundaria, pero mencionó la aplicación “incorrecta” de los sistemas evaluativos por parte de “algunos maestros”, como uno de los factores, argumentando que no trabajan con base en 60 puntos acumulados en trabajos, tareas, puntualidad y “niveles de participación de los estudiantes en las escuelas”, y 40 puntos vía examen, sino que están aplicando pruebas directas con valor del 60% y 40% en acumulado.

Otra falla docente señalada por Treminio es el diseño de la prueba, que no debe necesariamente abarcar los contenidos globales, sino solo los desarrollados en el aula.

Concluyó que con las medidas correctivas y el favor divino, para el final del año se podrán ver mejores promedios.

La tendencia en retención del preliminar de ese segundo corte evaluativo, sigue positiva, pues habló de 99% en Preescolar, 96% en Primaria y 97% en Secundaria.

Treminio, antes de ser salvado de los micrófonos por una “llamada urgente”, aseguró que Nicaragua no tiene problemas agudos en la culminación de la Primaria, que pongan en riesgo el cumplimiento de la Batalla por el Sexto grado, y rechazó que la tasa de culminación de la Primaria sea del 47.7%, asegurando que es 75% la cifra correcta.