•   OSLO/AFP  |
  •  |
  •  |

La explosión de una o de dos bombas de gran potencia cerca de la sede del gobierno en Oslo, y un tiroteo en un campamento de verano laborista, causaron ayer 17 muertos, y la Policía detuvo a un sospechoso de nacionalidad noruega, anunció el ministro de Justicia, Knut Storberget.

"Una persona fue detenida (...) Me informaron que se trata de un noruego", dijo Storberget en conferencia de prensa. "No sería adecuado de mi parte dar más informaciones al respecto", agregó.

"Es muy temprano para decir quién está detrás" de esto, dijo el primer ministro Jens Stoltenberg, quien dio una alocución y ofreció una conferencia de prensa con su ministro de Justicia.

Según Storberget, siete personas murieron producto de la explosión de una bomba cerca de la sede del gobierno, y "unas diez" se encuentran gravemente heridas, pero la Policía dio más tarde un balance provisional de 17 muertos, cantidad que puede aumentar.

"Varios de nuestros jóvenes murieron y otros están desaparecidos", añadió en referencia al tiroteo ocurrido casi al mismo tiempo en un campamento de verano de la juventud laborista en la isla de Utoeya, cercana a Oslo.

Más tarde, un funcionario de la Policía de Oslo dijo que los dos ataques causaron 17 muertos, pero que el balance podría aumentar.

 

Explosivos regados en Utoeya

El comisario interino de la Policía de Oslo, Sveinung Sponheim, en conferencia de prensa, afirmó que explosivos no detonados fueron hallados en la isla de Utoeya, cerca de Oslo, donde el individuo disparó contra los participantes de la universidad de verano de la juventud laborista.

Según él, la explosión cerca de la sede del gobierno noruego causó siete muertos y nueve heridos graves, y el tiroteo en Utoeya causó 10 muertos, según un balance todavía provisional. "Es bastante probable que la cifra aumente", dijo.

 

Un detenido de 32 años

Sveinung Sponheim también confirmó que el sospechoso era de nacionalidad noruega "original" y que tiene 32 años.

El hombre, que vestía una prenda con insignias de la Policía, fue detenido en esa isla, y según la Policía probablemente estaría relacionado con ambos ataques. El individuo era interrogado anoche.

Testigos del tiroteo en la isla habían mencionado que el individuo que disparó es de tipo nórdico y habla noruego.

 

Primer Ministro no estaba en oficina

La explosión ocurrida en pleno corazón de la capital noruega, en un barrio donde se encuentra la oficina del primer ministro Jens Stoltenberg, que no estaba en ella en ese momento, fue causada por "una o dos bombas", afirmaron testigos a la Policía.

El primer ministro noruego, que tenía previsto participar en el mitin laborista donde se produjo el tiroteo, hizo declaraciones a la prensa para mostrar que estaba sano y salvo tras el atentado, y calificó la situación de "muy grave".

"La respuesta a la violencia es más democracia, más humanidad, pero menos ingenuidad", dijo.

"No nos destruirán. Somos una pequeña nación, pero una nación orgullosa. Nadie nos reducirá al silencio por las bombas. Nadie nos reducirá al silencio por las balas. Nadie impedirá a Noruega ser", agregó.

Al parecer, es la primera vez que se comete un atentado con bomba en Noruega, país miembro de la OTAN, implicado en las operaciones en Afganistán y en Libia.

 

Se produjo un gran caos

En las imágenes de las televisiones noruegas se veía la sede de las oficinas del primer ministro y otros edificios completamente destruidos, y las aceras llenas de cristales, así como una humareda y numerosas ambulancias amarillas.

"Hay cristales por todas partes. Es el caos total. Las ventanas de todos los edificios de los alrededores saltaron", añadió la periodista de la televisión pública NRK, Ingunn Andersen, que inicialmente pensó en un "terremoto".

Un portavoz de la Policía llamó a los habitantes de Oslo a "evitar las grandes concentraciones" y a permanecer en casa.

"Varias decenas" de personas fueron hospitalizadas por heridas de diversa consideración, añadió.

El barrio fue acordonado, y perros adiestrados por la Policía peinaban el lugar en busca de otros explosivos, mientras los bomberos luchaban contra las llamas en medio de un paisaje desolador.

Según el policía, se ha visto a un vehículo circular a toda velocidad poco antes de la explosión, pero por el momento se desconoce si era un coche bomba.

"No tenemos una teoría principal, ni siquiera tenemos una hipótesis de trabajo", declaró un responsable policial.

El barrio es muy céntrico y suele estar muy concurrido, pero la explosión se produjo en un momento en que muchos de sus habitantes están de vacaciones fuera de la ciudad.