•  |
  •  |

Un supuesto plan para prender fuego a los Juzgados de Managua fue abortado por el dispositivo de seguridad del Complejo Judicial de Nejapa, según una nota de prensa de la Dirección de Relaciones Públicas de esa entidad del Poder Judicial.
El plan fue abortado al incautársele un bidón con combustible al chofer del autobús

que transportó a los estudiantes el pasado 12 de julio, quienes llegaron exigiendo castigo para los que mataron al universitario Evans Omar Ponce.

El bidón fue requisado cuando en el Juzgado Segundo Distrito Penal de Adolescente, se realizaba el juicio contra los seis acusados, según la nota de prensa dada a conocer ayer viernes.


Estudiantes estaban exaltados
Diego León Chévez, jefe de seguridad interna de los juzgados capitalinos, informó que esa noche el hombre no identificado insistía en ingresar al Complejo Judicial a través del portón sur, llevando consigo el bidón con el combustible.

A esa hora (cerca de las diez de la noche), los estudiantes que esperaban un fallo sobre la responsabilidad de los seis adolescentes se hallaban exaltados, porque alguien echó a rodar el rumor de que algunos serían declarados sin responsabilidad, según la comunicación oficial.

Cuando los agentes de seguridad increparon al hombre para establecer qué pretendía hacer con el combustible, este dijo que se lo echaría al bus en el que había trasladado a los estudiantes.

Reprograman lectura de resolución
Pero el autobús estaba aparcado fuera de las instalaciones judiciales, en el costado Este.

La publicación de la  nota de prensa coincidió con la decisión de la jueza Miroslava Calero de postergar para hoy sábado la notificación de la resolución --sentencia-- a los seis reos.

Sin embargo, la fiscal auxiliar Sardes Pérez dijo que la judicial postergó por un día más la lectura de la resolución “por exceso de trabajo”.

“Yo sé que la judicial está trabajando en la elaboración de la resolución --fallo-- y en otros casos”, afirmó la representante del Ministerio Público.