•  |
  •  |

Alrededor de 300 trabajadores de la construcción del proyecto turístico Isla de Guacalito, ubicado en el municipio de Tola, Rivas, que construyen varias compañías, denunciaron que la empresa D’Guerrero Ingenieros S.A., propiedad del ingeniero Mario Zelaya, Presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, está violando sus derechos laborales sin que las autoridades del Ministerio del Trabajo, Mitrab, hagan algo al respecto.

Nilo Salazar, Secretario General del Sindicato de Carpinteros, Albañiles, Armadores y Similares, Scaas, dijo que los obreros están siendo revisados al salir del trabajo, y aunque no se oponen a esta medida, piden que la misma sea aplicada a todos por igual. También exigen que la empresa les facilite capotes para no mojarse, botas propias de su actividad laboral, más letrinas para realizar sus necesidades fisiológicas, transporte y agua al alcance de todos.

“Los trabajadores reclaman que lo que devengan en horas extraordinarias los domingos sean incluidas en la planilla del pago del salario, y que no la sigan pagando en planilla aparte, porque les afecta en el pago de las vacaciones, décimo tercer mes, y cuando están subsidiados por enfermedad o accidente se reduce el monto de dinero, que equivale al 60% del salario que devenga el trabajador, y la empresa no quiere pagar el otro 40% para completar el 100% de su salario”, dijo Salazar.

Niegan violaciones
Ariel Granera, Director Corporativo de Comunicación del Grupo Pellas, dueños del proyecto, dijo no tener conocimiento de que los obreros estén inconformes en el lugar, y que, “en primer lugar, eso no se corresponde con la verdad. Si algo caracteriza a los proyectos y a las empresas del Grupo Pellas es que no solo se respetan estrictamente los estándares que establecen las leyes laborales del país, sino que se va mucho más allá”.
Zelaya afirmó que no se están dando tales violaciones a los derechos laborales, y prueba de ello es que el Mitrab ha realizado inspecciones en el lugar. “La gente está asegurada, los pagos son como corresponde a la ley, el Mitrab puede ir las veces que quiera, tenemos un comité sindical autorizado por el Mitrab, seguramente habrá pequeños detalles (que resolver) porque el proyecto es muy extenso: alrededor de 60 manzanas de extensión”, aseveró.
Zelaya indicó que no podrían poner letrinas cada 20 metros debido a la extensión del proyecto, y que las horas extraordinarias que realizan los obreros tienen un valor diferente a las horas comunes.

Lo que dice el Mitrab
Reynaldo Huete, inspector departamental en Rivas, del Mitrab, afirmó que han realizado dos inspecciones en el proyecto, y que confirmaron algunas violaciones laborales, sobre todo las relacionadas con las de seguridad e higiene ocupacional.
Luis Barbosa, Presidente Ejecutivo de la Central Sandinista de Trabajadores “José Benito Escobar”, recordó que en años anteriores, cuando luchaban para que se aprobara el convenio colectivo de la construcción, de 200 huelgas que realizaron como sindicato, a la empresa D’Guerrero Ingenieros le hicieron más de 90, pero que ahora, “en cuanto a salario, transporte, hora de salida, pago puntual, gente asegurada, yo te puedo asegurar ahorita que en esa empresa el 100% de los trabajadores están asegurados”.