•  |
  •  |

El sospechoso reconoció que disparó en la isla, declaró el comisario Sveinung Sponheim. “El sospechoso se entregó nada más llegar la Policía sin oponer resistencia. No se tuvo que efectuar ningún disparo”, declaró el oficial.

El Partido del Progreso (FrP), una formación de la derecha populista noruega, anunció que el sospechoso entró en sus filas en 1999 y fue dado de baja en 2006. También fue responsable local de las juventudes del FrP, el FpU, entre 2002 y 2004.
“Me entristece aún más saber que esta persona fue miembro de nuestro partido”, declaró el presidente del FrP, Siv Jensen.

En un mensaje publicado en internet en 2009 en la página de debate www.document.no, Anders Behring Breivik criticaba al FrP por “su sed de querer satisfacer los anhelos multiculturales y los ideales suicidas del humanismo”.

Según Mikel Ekman, investigador de la Fundación Expo, con base en Estocolmo, que vigila a los grupos de extrema derecha, el sospechoso “creó un perfil en 2009, con un seudónimo que puede ser rastreado hasta su dirección de correo electrónico” en un foro neonazi sueco.

Ekman declaró a la AFP que no era posible determinar cuándo participó por última vez el sospechoso en el foro, denominado Nordisk.

En su perfil de Facebook, Anders Behring Breivik, de cabello rubio, se presenta como “conservador”, “cristiano”, e interesado en la caza y en videojuegos como World of Warcraft y Modern Warfare 2.

Según la policía había manifestado opiniones antimusulmanas en internet. En Facebook el sospechoso se presenta también como director de Breivik Geofarm, una granja biológica a través de la cual podría haber tenido acceso a productos químicos susceptibles de ser utilizados para la fabricación de explosivos.

¿Actuó solo?
Según las hipótesis que baraja la policía, el arrestado hizo estallar un potente coche bomba en el barrio gubernamental -que mató a siete personas- y marchó de inmediato en coche a la isla, donde se adentró en un campamento de las juventudes socialdemócratas y abatió con un rifle automático a al menos 85 personas, en su mayoría adolescentes.

Lo que por el momento es una incógnita, pese a que la policía ha interrogado durante toda la jornada al arrestado, es si éste actuó sólo “o si formaba parte de una red mayor”.

“No estamos seguros de que se trate solamente de una persona. Según los testimonios de algunos testigos, pensamos que podría haber más de un tirador”, explicó un portavoz de la policía, que va a recurrir al análisis balístico para comprobar cuántas armas se emplearon.

Además, el portavoz reconoció que los investigadores no saben nada por el momento “sobre los motivos”, ya que la comunicación con el arrestado es “difícil”.

Stoltenberg y el rey Harald IV de Noruega calificaron de tragedia nacional la doble matanza, por la que el país escandinavo guardó un día de luto.  Conmocionada la población de Oslo participó ayer de forma espontánea en distintos actos de homenaje y depositó flores, velas, fotografías y dedicatorias en memoria de  los fallecidos.

Entre tanto la Policía de Oslo anunció que el Ejército y la Policía reforzarán la seguridad de los edificios e instituciones públicas luego del doble ataque, el más sangriento en Europa desde los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid que dejaron 191 muertos.