•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El proceso de verificación del padrón electoral en Nicaragua con miras a las elecciones de noviembre se desarrolló en tranquilidad y con "gran espíritu cívico", manifestó este domingo el presidente Daniel Ortega.

"La verificación (del padrón electoral) se ha destacado por la seriedad y totalmente tranquilo, en paz, no ha habido confrontación, no ha habido violencia, se ha actuado con gran espíritu cívico", dijo Ortega al acudir al centro para verificar sus datos en la lista de empadronados.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) efectuó el fin de semana la actualización del registro electoral, estimado en 4,1 millones de personas.

Según el organismo, unas 700.000 inscripciones debían ser corregidas por la muerte, migración o cambio de domicilio de electores.

Ortega, de 65 años, busca la reelección en los comicios de noviembre ante una oposición dividida en cuatro alianzas políticas.

La oposición denunció una serie de irregularidades en la verificación como la no presencia de fiscales de los partidos, uso de vehículos del Estado para traslado de simpatizantes sandinistas y la falta de entrega de boletas de verificación.

"Lo ideal sería que el ciudadano tuviera en sus manos una boleta que le garantice que fue a verificarse y que su nombre está en el padrón electoral, para evitar que el día de las votaciones les quieran decir que su nombre no aparece", declaró a la prensa el candidato de la Alianza Partido Liberal Independiente (PLI), Fabio Gadea.

Gadea es segundo en la intención de voto por detrás de Ortega, quien logró su postulación a un nuevo mandato gracias a un controvertido fallo que dejó sin efecto una norma constitucional que prohibía la reelección consecutiva.