•  |
  •  |

Cada año más padres incumplen con el deber de brindar alimentos a sus hijos menores de edad, por eso sus madres se ven obligadas a reclamar el derecho de sus vástagos por la vía penal. Esto significa abrir procesos por incumplimiento a la pensión alimenticia bajo la amenaza de cárcel.

Según datos del Ministerio Público, institución encargada de ejercer la acción penal contra padres y madres irresponsables, a través de la Unidad de Omisión Deliberada de Alimento, al 18 de julio de este año han entrado 398 casos por incumplimiento de la pensión alimenticia, es decir, 64 casos más que en el mismo período de 2010.

La fiscal Liliam Sosa, directora de esta Unidad, expresó que la tendencia de este delito va en aumento, ya que en 2008 los casos ingresados fueron 172, en 2009 ingresaron 273 y en 2010 fueron 334.

A esta unidad, explicó la fiscal, entran los casos que ya agotaron la vía en los Juzgados de Familia, Ministerio de la Familia, Centros de Mediación, Centros de Atención a Mujeres, y hasta los documentos privados firmados entre los padres y madres del menor, que se hayan incumplido.

“Cualquier documento firmado extrajudicial o judicialmente presta mérito para acusar o proceder penalmente por el delito de incumplimiento de los deberes alimentarios, contemplado en el artículo 217 del Código Penal, cuya pena va de seis meses a dos años de cárcel”, explicó la fiscal.

Baja condena
La Defensoría Pública, institución que brinda acompañamiento legal de forma gratuita a la ciudadanía, también remite a Fiscalía los casos donde ya agotaron la vía, es decir, que lograron una pensión provisional o con sentencia definitiva, pero el padre o la madre se niega a cumplirla.

“De los 398 casos ingresados en lo que va del año, cuatro están contra la madre de los menores, el resto es contra padres de familia”, aclaró Sosa.

De los casos que ingresan, un 35% va a juicio, y apenas entre 10 y 8% son condenados.

“Aquí agotamos el diálogo, porque la idea no es tener preso al papá, sino que pase la pensión (dinero) alimenticia, por eso es baja la cantidad que se acusa y que se condena”, aseguró Sosa.

Delito no prescribe
La fiscal explicó que el delito por incumplimiento de los deberes alimentarios no prescribe, porque es continuado y cesa hasta que el hijo tiene edad para no recibir la pensión, y se imputará por cada año que el padre no cumpla con el pago de la pensión.

“Los hombres se equivocan. Creen que porque ya los procesaron una vez, no podrán ser nuevamente procesados, pero sí se puede por cada año de incumplimiento”, recalcó la funcionaria.

Casos crecen también en Defensoría

En 2010  ingresaron mil 945 causas de pensión alimenticia, y en el primer trimestre de 2011 ingresaron 690 causas por el mismo motivo, por tanto, la tendencia del cierre también va en aumento.

Según datos oficiales, en el primer trimestre de 2011 se cerraron 738 causas que obedecen en su gran mayoría a la carga que arrastran de años anteriores, ya que el procedimiento es lento por las trabas legales que ponen los abogados de los papás irresponsables.

Un ejemplo de lo complejo de estos casos es el de María Milagros Aragón Bermúdez, quien lleva ocho años reclamando la pensión alimenticia para sus menores hijos, al punto que la demanda de pensión empezó para tres hijos y ahora volverá a iniciar el proceso por una, contra su expareja Everth Alemán Lara, General retirado del Ejercito de Nicaragua.

“Desde el divorcio, hace ocho años, quedó establecida una pensión alimenticia del 30% para las dos niñas y el varón, pero nunca la cumplió, ante tanta necesidad, mis muchachas no pueden estudiar por falta de dinero, inicié nuevamente la demanda y me la concedieron del 15%, apelé, pero el Tribunal la confirmó en 2010, pero el papá es la fecha y no la ha cumplido”, relató Aragón.

María Eunice Rivas, entonces abogada de Alemán, expresó que ese caso ya estaba cerrado con la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Managua, que confirmó el 15% de pensión, porque su hija ya es mayor de edad.

Sin embargo, la denunciante aseguró que los responsables de Finanzas del Ejército no han acatado la orden judicial, aunque llevó la copia certificada del TAM.

“Mi hija tiene 19 años y es estudiante universitaria, pero solo me dicen que están revisando”, aclaró Aragón.

Ley también castiga a empleador
Casos como este son frecuentes, afirma la fiscal, pero la institución ha establecido enlaces con diferentes instituciones del Estado, para resolverlos a la brevedad, y recordó que la ley también sanciona al empleador que se niegue a cumplir con la resolución judicial y no debite del salario la suma acordada.

Otra equivocación de los padres de familia es creer que los hijos de 18 a 25 años ya son mayores de edad, cuando todavía son estudiantes universitarios y con buenas calificaciones.

“Es deber de los padres dar estudio a sus hijos. Aquí vienen los chavalos con los certificados de notas, y con buenas notas, y los padres los mandan a trabajar y no es así”, dijo la fiscal.

Razones
Según Sosa, entre las razones que los padres exponen para justificar el incumplimiento de la pensión está la asociación de la situación de pareja con la responsabilidad del padre con los hijos, que nada tiene que ver, y el desempleo.

“Los hombres no comprenden que lo que terminó fue su relación con su pareja y no la relación y obligación con los hijos. Llegan al punto hasta de sacar del Seguro Social a los niños”, dijo la funcionaria.

Mientras tanto, en los Juzgados de Managua las demandas por pensión alimenticia también siguen creciendo. Por ejemplo, en 2010 recibieron 1,441 nuevas causas y hasta junio de 2011 han recibido 442, según el Departamento de Implantación del Modelo de Gestión de Despacho Judicial.