•  |
  •  |

Para hoy se tiene prevista la conferencia de prensa en la que Fátima Hernández dará a conocer su posición respecto a la calificada “sentencia misógina” de la Corte Suprema de Justicia.

Fátima dará a conocer detalles sobre su denuncia contra el Estado de Nicaragua ante la Corte  Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, afirmó Esteban Hernández, su progenitor.

Según Esteban Hernández, su hija también dará a conocer la conexión política entre agentes del gobierno en el Ministerio de Gobernación, la Dirección de Migración y Extranjería y la magistrada Juana Méndez, en la CSJ, los que supuestamente se confabularon para que la Corte sacara esa “aberración de sentencia”.

Según los denunciantes, no fue casualidad que la magistrada Juana Méndez, fuera la proyectista de la sentencia, sino que estaba acordado.

Para María Teresa Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua, esta posibilidad no sería nada extraña, porque “el pasado de Méndez es de triste recordación, porque después de un maratónico juicio, absolvió a Daniel Ortega, acusado de abuso sexual prolongado contra su hijastra, y luego fue premiada con el cargo de magistrada”.

Sentencia retoma viejas reglas de discriminación
Un día después de la emisión de la sentencia, Méndez justificó el fallo reafirmando los considerando de la sentencia, que dicen que “Fátima era una víctima cooperadora”, porque al inicio fue permisiva al aceptar salir con sus compañeros a tomar e ir al hospedaje Meza, y que parte de su relato no es creíble.

Para las mujeres organizadas, la sentencia retoma viejas reglas de discriminación, donde culpan a la mujer por la agresión recibida y eximen al abusador.

Es decir, Fátima fue violada porque es mujer, porque provocó a Farinton, porque tomó cerveza, porque andaba de noche, porque es provocativa, porque estuvo en la misma habitación con el sujeto, en fin…, justifican la violencia contra las féminas.

Blandón recalcó que no sorprende que la magistrada Méndez haga ese tipo de argumentación, porque “ella es una magistrada de la santa inquisición, ella está ahí para representar al poder patriarcal. Ella es aliada del patriarcado y enemiga de los derechos de la mujer, y es avalada por los demás patriarcas de la Corte”.