•  |
  •  |

Corte Suprema de Justicia, CSJ, parcial, machista y corrupta, fueron los adjetivos de Fátima Hernández, quien ayer rompió silencio públicamente y se pronunció contra el fallo que favoreció a su agresor sexual, Farinton Reyes, a quien le redujeron la condena por violación y le suspendieron la pena.

Permiso para violar
Ante la justificación del fallo, proporcionado por la magistrada Juana Méndez, muy indignada en entrevista telefónica aseguró que demandará internacionalmente al Estado de Nicaragua por los daños y perjuicios que le ha provocado el Poder Judicial, en un proceso viciado y parcializado, que finalizó en un fallo que deja como precedente jurídico el permiso para violar e impunidad.

Dijo no tener temor que por sus declaraciones traten de hacerle un proceso por injurias y calumnias, pues tiene todos los elementos probatorios de la vulneración de sus derechos.

“Estoy dando los pasos para hacer la denuncia internacional no solo de mi caso, sino también los de otras igualmente víctimas de un Poder Judicial corrupto”, añadió.

Igualmente, se espera que mañana se reúna con la delegación de Amnistía Internacional que visita Nicaragua, para presentar su denuncia con todos los elementos que no se tomaron en cuenta.

Lo que ocultaron
Alegó que a esa magistrada se le olvidó decir que “la Fiscalía desde un principio no quiso acusar a las demás personas involucradas, y se parcializó en el caso, no manifestó que estuve internada en el Hospital ‘Roberto Huembes’ por aproximadamente cuarenta días, donde el violador me mandó y me dejó en silla de ruedas. Son cosas que se callaron, al igual que la Policía Nacional no solicitó el vídeo de la gasolinera donde yo pedí una patrulla, y donde Farinton y los otros autores del delito me metieron a la fuerza a un vehículo”.

No tomaron prueba y Rosales la llama ebria

Entonces se preguntó: ¿Por qué esta prueba, entre otras del expediente, no la manifestó la magistrada Juana Méndez? “Pues porque no han querido aplicar la ley como se debe. Solo la aplican a su conveniencia. A la suboficial le pedí que me tomaran una muestra de sangre y no quiso hacerlo. Y es que no sé qué droga me metieron en la gaseosa que me dieron, porque yo no tomé licor. Eso no lo mencionan los magistrados, y tanto Méndez como Francisco Rosales ahora aseguran que estaba ebria, y eso es mentira, una calumnia. No sé cómo pueden saber eso si no quisieron tomarme la prueba”.

Agregó que Farinton, tras la condena de ocho años por violación, rebajada a seis en apelación, y que en casación fue reducida a cuatro años con suspensión de pena, en ningún momento resultó un reo cualquiera, sino que lo mantuvieron en celda aparte con todas las comodidades. Además, aseguró que todo eso fue gracias al apoyo e intervención de la pareja presidencial.

Mamá de Farinton dijo que contaba con Rosario Murillo
“Yo no soy quien lo dice, ni mi papá, sino la misma madre del agresor: Xiomara Larios. Ella manifestó en los medios de comunicación que habló con la primera dama, Rosario Murillo, quien le aseguró que no se preocupara, pues se lo iba a entregar en bandeja de plata en la CSJ. No vamos a decir cosas levantándoles calumnias a las personas. Creemos en Dios, y la verdad es que ellos mismos dejan las pruebas a luz”, alegó Hernández.