•  |
  •  |

El director del Instituto de Medicina Legal, IML, Zacarías Duarte, confirmó que sí existe falsificación y tráfico de dictámenes en esa institución, pero que otras denuncias en su contra realizadas por trabajadores de ese instituto, son calumnias.

Recordó que la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional está investigando, y que ya dio los primeros resultados sobre las irregularidades que se han cometido en el IML, pero que lo dicho contra él no es cierto.

“Lo normal es que cuando exista un acto incorrecto el funcionario ponga la denuncia ante la autoridad correspondiente. Personalmente, no he recibido ninguna denuncia, solo a través de la calumnia”, refirió Duarte.

El funcionario reconoció que sí existe tráfico y falsificación de los dictámenes legales, porque así lo demostró la investigación de la Policía Nacional con los casos de los doctores Tuckler Urroz y Alejandro Martínez, y se actuó con firmeza; aunque hasta el momento el Ministerio Público no haya acusado a nadie.

Investigaciones continúan
A pesar de que las denuncias de los funcionarios públicos son calificadas como “calumnias” por no poseer nombres y apellidos, por temor a ser corridos; la prueba de que existe corrupción es que dos médicos forenses están siendo investigados por emitir dictámenes que no rolan en el archivo de la institución, pero sí llegaron a los juzgados, informó el mes pasado la magistrada Alba Luz Ramos.

Sobre las reuniones constantes en la dirección, después de las publicaciones de la denuncia, según trabajadores, Duarte respondió que eran reuniones normalmente establecidas.

Finalmente, instó a los funcionarios y a los usuarios a interponer las denuncias ante las autoridades competentes, para tomar medidas y esperar que la Comisión de la Corte investigue con profundidad y descubra los hechos de corrupción, “si es que existen”, con nombres y apellidos.

Aecid avala administración
Por otro lado, el IML a través de una nota de prensa informó que representantes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y de la Organización de Estados Iberoamericanos, han avalado la administración de los fondos que dan al IML para financiar el proyecto de “Atención a Víctimas de Género”.

La aprobación de la administración la hizo María Lourdes Vargas Escobar, de la Codirección Española del Proyecto, y Carmen Largaespada Fredersdoff, de la Organización de Estados Iberoamericanos, a través de una carta enviada a la magistrada Alba Luz Ramos.

La divulgación de esta carta se debe al afán de demostrar que hay una buena administración de las donaciones.