•  |
  •  |

El director de Amnistía Internacional, AI, en Venezuela, y miembro de la delegación de esa organización que está de visita en el país, Marcos Gómez, calificó como una “epidemia” los altos índices de violencia hacia la mujer que hay en Nicaragua.

Pese a que la delegación de la AI dará un informe sobre su visita a Nicaragua hasta el próximo viernes, Gómez --quien se reunió ayer con representantes de la alianza PLI-- expresó su preocupación “porque Nicaragua tiene indicadores muy negativos de embarazos entre adolescentes, falta de recursos adecuados, altísima impunidad para casos de violencia doméstica y casos de violación”.

“En Centroamérica, Nicaragua tiene el índice más alto de agresiones a la mujer”, afirmó el funcionario, pero no ofreció datos precisos.

Sin embargo, un estudio de AI publicado en 2010, indicó que entre 1998 y 2008 las autoridades nicaragüenses registraron 14,377 casos de violación y abuso sexual, de los cuales 9,695 fueron cometidos contra menores de 17 años. 

“Actúan contra el cólera, pero no contra violencia”

Gómez relató que cuando llegó al aeropuerto nicaragüense fue atendido con un “profesionalismo increíble” por el grupo de médicos que controlan la llegada de personas provenientes de países con casos de cólera y las medican como forma de prevención de ese mal; ello para ilustrar lo que AI espera que haga el Gobierno de Nicaragua frente a los casos de violencia contra las mujeres.

“Lo increíble es que eso que están haciendo en el aeropuerto es algo que requiere recursos, requiere capacitación de personas, o sea, es una buena medida contra el cólera que puede ser mortal para la gente de Nicaragua, pero ustedes también tienen una epidemia aquí en este país y es la violencia hacia la mujer”, señaló. 

El caso Fátima

“Hay niñas muriendo, hay mujeres muriendo, hay mujeres que tienen que hacer huelga de hambre para conseguir justicia, simplemente para ser escuchadas, para tener igualdad de oportunidades y esto no puede suceder. Esta sociedad necesita un cambio, tratar la violencia contra la mujer con la importancia que tiene el cólera… una campaña preventiva, eso es lo que esperamos para el 50% de la población, para todas las nicaragüenses, las mujeres y las niñas”, agregó.

Gómez no se refirió directamente al caso de Fátima Hernández, pero según el jefe de campaña de la alianza PLI, Eliseo Núñez Morales, en la reunión hablaron “abiertamente” sobre casos de violencia contra las mujeres que están en la palestra pública, como el de Hernández, agredida sexualmente por Farinton Reyes.

Además, Gómez fue consultado sobre los argumentos que usaron los magistrados de la Sala Penal de la CSJ para rebajarle la pena a Reyes, y aunque dijo que no puede decir nada contra uno de ellos, indicó que el hecho de cometer un delito bajo los efectos de la cerveza no le quita gravedad al caso.

“Si yo manejo un carro y me tomo una cerveza, las lesiones que ocasione a una persona por mi imprudencia no es que valgan menos, yo voy a ser culpable a pesar de que haya tomado cerveza… en el caso que yo agreda a alguien después de haber tomado cerveza, igual, o sea, la violencia hacia la mujer es una agresión grave”, aseveró.

Por su parte, el magistrado Marvin Aguilar, mantiene que la sentencia está correcta. “Los argumentos están en la sentencia a unos les gusta y a otros no, a quien le gusta que dé sus fundamentos y a quien no le gusta que dé sus fundamentos. Nosotros  nos limitamos a aplicar lo que dice el Código Penal”, expresó Aguilar. 

“El fallo más aberrante”

Sandra Ramos, Directora del Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra”, indicó que para ella ese es el fallo más aberrante, jurídicamente hablando, e inconcebible en magistrados de semejante nivel en este país.

Aunque alabó el papel de la magistrada Alba Luz Ramos, Presidenta de la CSJ, en la promoción de acciones para combatir la violencia de género y capacitar a su personal, dijo que todo ese esfuerzo es botado por fallos como el que favoreció al violador, y que magistrados como Juana Méndez, Marvin Aguilar y Francisco Rosales, todavía lo defiendan a capa y espada.

“A todas luces, tenemos un sistema de justicia que no respalda ni protege a las mujeres.

Hay una actitud misógina. ¿Cómo puede ser posible que estamos proponiendo una ley contra la violencia que toma como agravante estar tomado de licor y agredir a una mujer, pero que ahora vengan los magistrados y digan que esto es un atenuante?”, expresó.

Lorna Norori, en representación del Movimiento contra el Abuso Sexual, expresó que el hecho de que el magistrado Rosales se haya expresado de esa manera, es una condición muy peligrosa para las mujeres, y, en especial, para la niñez y los adolescentes, dado que justifican el delito por tomar cerveza, siendo que en algunos casos los abusadores usan el licor y embriagan a sus víctimas para violarlas.

Indicó que también es ofensivo que se culpabilice a una mujer y que se predispone a una violación con el hecho de haber tomado una cerveza, algo que refleja una opresión patriarcal y desconocedora de los derechos de las mujeres.

“La libertad sexual no puede medirse a partir de la ingesta de una cerveza. Tener una postura como esta es alegar que cualquiera puede abusar de mujeres, niños y adolescentes, permitiendo la impunidad”, dijo.

Otras preocupaciones

El representante de AI señaló que también les preocupa la libertad de los defensores de derechos humanos en Nicaragua, las contramarchas que realiza el partido de gobierno y el papel de la Policía Nacional, en cuanto a proteger a la ciudadanía en genera.

La delegación de AI ayer también se reunió con los candidatos y dirigentes del partido Alianza Liberal Nicaragüense.

La delegación del organismo internacional inició el lunes una visita de cinco días a Nicaragua, donde aspira a reunirse con todos los candidatos a la Presidencia y al Parlamento para expresarles su preocupación sobre la situación de los derechos humanos en este país.

No obstante, Gómez dijo que la delegación de AI no ha recibido una respuesta a la solicitud de reunión con el presidente Daniel Ortega, como candidato del FSLN en las elecciones generales.

“Él, una vez se reunió con AI hace muchísimos años, cuando iba a estrenar su primera presidencia. Acudió a Londres, nosotros lo recibimos en nuestra casa y queremos que él nos reciba ahora”, indicó el funcionario.

(Colaboración de Rafael Lara y Martha Vásquez)