•   Carazo / Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Dos fosas de unos seis metros de profundidad e igual perímetro, construidas con piedras canteras, eran excavadas ayer por agentes de la Policía Nacional en busca de drogas en una de las cuatro propiedades de la familia Corea Mendoza allanadas en Carazo.
El operativo policial estuvo motivado por diversas informaciones de Inteligencia que indicaban un posible trasiego de drogas; además, influyó el hecho de que los miembros de esta familia tenían vínculos con los mexicanos condenados en el juicio del Cártel de Sinaloa, realizado recientemente en el municipio de Tipitapa.
“Estamos operando en esta zona en vista de que se tomó (en cuenta) mucha información de un trasiego de droga, la gran relación de la familia Corea Mendoza con unos mexicanos, los movimientos que hicieron en Huehuete y Casares, y movimiento de lanchas en alta mar”, dijo el comisionado Buenaventura Miranda Fitoria, segundo jefe de la Policía de Carazo.
Durante el operativo, la Policía ocupó ocho lanchas, cuatro celulares y un GPS (Sistema de Posicionamiento Global).
La hacienda donde se encontraron las fosas pertenece a Reinaldo Corea Mendoza, alias “Guachinango”.
Pruebas de Ioscan a lanchas
“Presumimos que tres (de las lanchas) fueron usadas para trasiego, pero estamos esperando el Ioscan para aplicárselo y determinar si, en efecto, hubo trasiego o no”, agregó.
Según Miranda Fitoria, esta propiedad es nueva al igual que el tipo de construcción, aunque las personas que la habitaban al momento del allanamiento alegaron que esas fosas eran silos para almacenar pasto de ganado.
“Estamos haciendo una investigación alrededor de esa construcción, sobre todo en las paredes y en el piso, en vista de que tiene como seis metros de profundidad. Para guardar pacas es muy difícil que se vaya a hacer una gran inversión, porque las pacas basta con que estén bajo techo”, explicó.
“Guachinango” no había aparecido
“Guachinango” supuestamente no ha aparecido. En la propiedad encontraron a dos hermanos y a un sobrino, los que manifestaron a la Policía “que venían a aguar los animales”.
Esta hacienda está ubicada en un sitio conocido como “Las Lomas de Santiago”, a un kilómetro de las costas de Huehuete.
“Nosotros creíamos que íbamos a hallar drogas, hasta el momento no hemos hallado, pero hacen falta todavía dos locales, éste que estamos concluyendo y otros a los que les estamos cayendo”, sostuvo Miranda Fitoria.
La otra propiedad allanada está frente a las costas de Casares y se encontraba deshabitada. Para poder entrar, la Policía tuvo que llevar a un hermano de “Guachinango”, de nombre Pedro Joaquín Corea Mendoza, conocido también como Félix.
Pedro Joaquín fue retenido ayer mismo por la Policía, pues conducía una camioneta Toyota, de una cabina, sin documentos.
Otro hermano de “Guachinango” igual fue retenido mientras transitaba en un vehículo Hyundai.
Miranda Fitoria explicó que esta familia “ha venido prosperando de la noche a la mañana”.
En las casas de Michael Javier Arias, de 20 años, habitante de la comarca Buena Vista, al sur Diriamba, agentes policiales también practicaron otro allanamiento, pues supuestamente está ligado a la familia en cuestión.
Se queja por desproporción de operativo
No obstante, Pedro Corea, quien se encontraba sin esposas y sin mayor protección policial en el sitio conocido como la “T”, en el empalme Casares-La Boquita, dijo que el operativo fue exagerado, y que nada iban a encontrar porque nadie tenía drogas.

“Yo pensé que me estaban deteniendo porque ando vencida la licencia para conducir”, expresó Corea, quien manejaba una camioneta Hilux, rojo frijol, con placas de Rivas, 1565; que junto a un automóvil Hyundai, blanco, con placas de Managua, M-099-046, fueron requisados.

Pedro Corea agregó que esas pangas son de pescadores de Casares que tenían semanas de estar en la costa porque la pesca está mala.

Hasta el momento de nuestro cierre la Policía no había reportado hallazgo de drogas en las propiedades allanadas, tampoco aclaró si los miembros de estas familias, retenidos, estaban en calidad de detenidos.