•  |
  •  |

La delegación de Amnistía Internacional consideró que el Poder Judicial de Nicaragua no solo violó los derechos humanos de Fátima Hernández, sino que obstaculizó el acceso a la justicia, en su caso, como víctima de violación.

“Es un sistema que se suponía que le haría justicia a Fátima, pero más bien ha contribuido a dificultar su tarea. Esta es una violación directa de los derechos humanos por parte del Estado nicaragüense, que tiene la responsabilidad de proteger a las mujeres contra la violencia, asegurando y garantizando investigaciones eficientes, el castigo de los violadores, además de defender a la víctima. No ha ocurrido nada de esto en el caso de Fátima”, expresó Patricia Kaatee, directora de AI de Noruega, quien tuvo una entrevista con la joven víctima.

Reunidos en la ONG Asociación de Mujeres Forjadoras: El Pensamiento, Hernández presentó su caso ante la delegación que visita a Nicaragua, en seguimiento al informe internacional de esta organización, que emplazó al gobierno nicaragüense ante la cantidad de casos de violencia sexual, el incremento de situaciones contra niñas y adolescentes, así como la impunidad.

“AI escuchó la historia de Fátima, de su violación sexual, y las violaciones del Sistema Judicial en su caso”, comentó la señora Kaatee, indicando que esto es serio y es importante no solo para Fátima, sino para todas las niñas y mujeres en Nicaragua.

Que no siga más “hecho equivocado”

“Este hecho equivocado esperamos que se corrija, y que esta violación de la justicia sea erradicada. Nosotras vamos a continuar en la campaña a nivel internacional a favor de los derechos humanos de las nicaragüenses y que están protegidas contra la violencia, por el derecho a una investigación eficiente, el derecho al castigo de los violadores y que los derechos de las víctimas sean resarcidos”, expresó.

La señora Kaatee comentó que ella es originaria de Noruega, y vino en esta misión de alto nivel porque la población en su país está muy preocupada por la situación de las mujeres y las niñas nicaragüenses sometidas a violencia, por lo cual unas 100 mil personas han firmado una carta dirigida al presidente Daniel Ortega para que trabaje a favor de la protección de las niñas y mujeres contra la violencia.

“Espero que escuche nuestro mensaje, espero que el sistema judicial nicaragüense escuche este mensaje, y que las mujeres y niñas sepan que no están solas en su lucha”, afirmó.

La delegada de AI de México, Guadalupe Marengo, dijo que han pedido reuniones con todos los candidatos presidenciales para exigirles cero tolerancia en los casos de violencia contra las mujeres, los atendieron cuatro de los candidatos, y hasta ayer el presidente Ortega no les ha escuchado.

“Tenemos 100 mil firmas de Noruega y miles más, en total 256 mil firmas que queremos entregarle antes de irnos, para exigirle su compromiso para que erradique la violencia contra la mujer. Hasta hoy no nos ha recibido Ortega”, comentó la señora Marengo, agregando que hoy presentarán la evaluación final de su visita.

Por su parte, Fátima Hernández dijo que se siente bien por haber tenido la oportunidad de exponer su caso y por haber presentado todos los elementos que respaldan su petición de justicia.

“Le doy gracias al apoyo de la delegación internacional y de poder expresar mi dolor vivido durante dos años, así como la injusticia que hicieron conmigo. Me siento tranquila porque me han manifestado que no estoy sola”, expresó Hernández.