•  |
  •  |

En una extensa jornada nocturna, el presidente Daniel Ortega dio la bienvenida, uno a uno, a los miembros del Cuerpo de Paz de Estados Unidos, destacando que la llegada de estos jóvenes de diversos estados de la Unión norteamericana, es una muestra más de la solidaridad del pueblo y gobierno estadounidense.

Los miembros del Cuerpo de Paz estarán en el país dos años, y serán ubicados en diversas poblaciones de varios departamentos de la geografía nacional.   Previo al encuentro, el presidente Ortega cifró sus esperanzas en que su homólogo norteamericano, Barack Obama, logre llegar a un acuerdo con el Congreso y el Senado para lograr destrabar el nombramiento del embajador para Nicaragua, Jonathan Farrar.

Además, Ortega recordó que el Legislativo de Estados Unidos también pretende aprobar una iniciativa para cancelar la ayuda financiera a varios países, entre ellos, Nicaragua.

“Los republicanos le quieren imponer una cantidad de políticas en materia de relaciones exteriores al presidente Obama.  Tengo que hablar de esto, no porque me quiera entrometer en los asuntos de Estados Unidos, sino porque es necesario”, señaló Ortega en solo el comienzo del acto de bienvenida a los miembros del Cuerpo de Paz.

“Ojalá se llegue a un acuerdo en torno al tema del bloqueo económico. Sería una tragedia para Estados Unidos y el mundo si el presidente Obama no llega a un acuerdo con el Senado en torno a este tema.  Esto es un asunto de responsabilidad con el pueblo norteamericano y con el mundo entero”, enfatizó Ortega, en alusión a la posibilidad de que se apruebe la iniciativa.

Ortega conversó con los miembros del Cuerpo de Paz por casi tres horas, y uno a uno, los jóvenes norteamericanos fueron detallando los lugares donde residirán por los próximos dos años y los aspectos en los que ayudarán a la población, particularmente en aspectos de agricultura y pequeña empresa.

Cabe destacar que una joven miembro de los Cuerpos de Paz, de origen hindú, concluyó su período de servicio voluntario en Nicaragua, y ahora está tramitando su residencia nicaragüense, por lo que comunicó al presidente Ortega que su próxima cita en Migración y Extranjería será el próximo mes de septiembre.