•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que preside el ex presidente y reo por corrupción Arnoldo Alemán, criticó hoy al Gobierno de Daniel Ortega por condecorar a la embajadora de Colombia en Managua, Melba Martínez López.
"El PLC condena la condecoración que presentó el Gobierno del presidente Daniel Ortega a la Embajadora de Colombia en Nicaragua", aseveró ese colectivo en un comunicado.
De acuerdo con los liberales de Alemán, "Colombia es uno de los países de América Latina que más daño le ha ocasionado a nuestra soberanía nacional".
Señaló que Colombia "se coludió (alió) con Honduras para tratar de cercenarnos más de 150 mil kilómetros cuadrados de nuestra plataforma marítima y tienen años de estar tratando de robarse la Isla de San Andrés, ubicada en nuestra plataforma marítima del Atlántico".
"Para nosotros la decisión del Gobierno de Nicaragua (de condecorar a la embajadora de Colombia) es una traición a la patria", agregó el PLC en el comunicado.
El canciller de Nicaragua, Samuel Santos, condecoró el viernes pasado a la embajadora de Bogotá con la "Orden José de Marcoleta", en grado de gran cruz, pese a las dificultades entre ambas naciones por el litigio limítrofe que se dirime en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Holanda.
"Con todo y las dificultades de criterio y discusión que tenemos en estos momentos con Colombia sobre el territorio en el Mar (Caribe), la gestión (de la embajadora) fue muy profesional y eficiente tratando de resolver (el diferendo)", declaró Santos.
Nicaragua reclama como parte de su territorio el Archipiélago de San Andrés, Providencia, Santa Catalina, los cayos y demás.
El archipiélago San Andrés, el departamento número 32 de Colombia y distante unos un mil 700 kilómetros al norte de la capital colombiana, es el centro de un contencioso interpuesto por Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 2001 y que a comienzos del mes pasado celebró unas audiencias preliminares con los agentes de ambos países.
Managua formalizó la demanda al declarar nulo el Tratado Esguerra-Bárcenas, firmado en 1928 y que reconoció la soberanía histórica que Colombia ha ejercicio sobre dicho territorio.
Pero Nicaragua ha considerado que dicho documento no tiene validez, por cuanto fue suscrito en momentos en los que su país estaba invadido por tropas estadounidenses.
Con la demanda, Managua busca que ese tribunal le reconozca la soberanía sobre las islas y cayos de la zona y áreas circundantes, que suman un territorio cercano a los 50 mil kilómetros cuadrados en el mar Caribe.