•  |
  •  |

Después de muchos requisitos y discreción en torno a los 250 buses rusos modelo KAVZ-4238, ayer se entregó la primera flota de 30 unidades a la Cooperativa “Samuel Mairena”, ubicada en San Judas.

La tela de duda se despejó, y ya se conoce que el precio de cada unidad es de US$32,000 a un plazo de pago de 10 años, y apenas un año de garantía.

Danilo Sánchez, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo (Urecootraco), señaló que tras una larga negociación con los representantes del gobierno, se logró dejar el costo de cada bus en US$32,000 para pagar US$300 mensuales, es decir, US$10 diarios.

Señaló que a la Cooperativa “Samuel Mairena”, que cubre la ruta 261 o mini ruta 4, se le renovó totalmente su flota. Esta comienza su recorrido en San Judas y termina en el barrio Santa Rosa, del Distrito VI, siendo el punto más vulnerable que recorre, las inmediaciones de El Zumen.

Precio barato pero hay que pagarlo
Por su parte, Fidel Moreno, Secretario General de la comuna, precisó que los transportistas le enviaron una propuesta de precio al presidente Daniel Ortega, para que fuera aceptada, ya que el gremio requería un precio bajo y el gobierno quiere asegurar que la tarifa se mantenga en C$2.50.

Agregó que esta segunda flota de buses se suma a los 110 que ya habían venido y que completan un total, por ahora, de 360 unidades, más los 350 buses mexicanos.

El asesor económico de la embajada de Rusia, Nikolay Vlasov, explicó a EL NUEVO DIARIO que la donación de los buses comprendía la garantía de suministro de repuestos por siete años, a partir de la fecha de entrega.

Al consultar a Moreno sobre la decisión gubernamental de vender las unidades, aun cuando son donadas, señaló que el dinero que se recibirá por el comercio de los buses es para seguir renovando la flota y para el mantenimiento de los mismos.

Nada es gratis

Guillermo González, Director de ALBA-Transportes, señaló que el mantenimiento de los buses lo harán los técnicos rusos de la empresa Gas, que están en Nicaragua pero por cada uno de estos servicios los transportistas tendrán que pagar.

El director del Irtramma, Francisco Alvarado, señaló que por ahora se tiene garantizadas unidades nocturnas para las diferentes universidades, pero que antes de ampliar el horario de trabajo de los buses en general, están coordinándose con diferentes instituciones por el tema de la seguridad ciudadana.

También indicó que para 2013 se espera redefinir la red de transporte, ya que hay rutas que cubren tramos muy largos de hasta 40 kilómetros.