•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

“¡Uh-ah, Ortega no se va!”. Con esta improvisada consigna, el promotor estadounidense de boxeo, Don King, cerró su discurso anoche durante la reunión que sostuvo con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, junto a los campeones mundiales nicaragüenses que asistieron al encuentro en la Casa de los Pueblos.

“Ustedes, campeones, tienen acá al campeón de campeones, así que estoy feliz de estar acá. He humillado mi corazón ante el presidente Daniel Ortega…”, expresó King, dirigiéndose al mandatario nicaragüense y hablando en dirección de los invitados al evento.

Ortega “no quiere soltar el chischil”
“Es un gran honor para mí estar sentado a la par de un hombre que ha luchado toda su vida por Nicaragua”, expresó Don King durante su discurso, en el que, sin embargo, comparó a Ortega con un niño que “no quiere soltar su chischil”.

“A los 15 años él (Ortega) era un joven luchando por los derechos del pueblo, y a partir de ese momento, a pesar de los altibajos de la vida, él ha continuado luchando.  Luchar es parte de la vida, aun cuando a un bebé se le quita el chischil, él va a ponerse endemoniado y va a luchar por quedarse con su chischil…”, expresó King.

Historia al revés
“Cuando el espíritu me inunda, teniendo la grandeza sentada a mi derecha (Daniel Ortega), no hay palabras para describir a un Alexis Argüello como un espíritu representativo de Nicaragua, si no tuviésemos a un Daniel Ortega que preparó el camino para que esa grandeza pudiese brillar con la firmeza y la constancia”, agregó el promotor de boxeo.

Posiblemente, King no sabe que Ortega lo único que hizo para impulsar la carrera de Alexis fue confiscarlo.