•  |
  •  |

Empresarios miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep,  manifestaron que no existe la posibilidad de poder usar las toneladas de trigo proveniente de Rusia en las industrias nicaragüenses.

“Ni el sector panificador ni la industria avícola lo usará, porque en vez de abaratar los costos de producción vendría a encarecerlos”, indicó Alfredo Vélez, Presidente de la Asociación Nacional de Avicultores Anapa.

El empresario manifestó que hace un mes y medio, el gobierno les manifestó que venía una donación de trigo proveniente de Rusia, y “todos los miembros de la industria avícola lo analizamos y llegamos a la conclusión que más bien nos podría afectar”.

Sin embargo, el consejero económico de la Embajada de Rusia en Nicaragua, Nikolay Vlasov, manifestó la semana pasada que “el tipo de trigo que hemos destinado se aprovecha en nuestro país, se usa en las panaderías, y aquí se podrá usar sin ningún temor”, indicó, sin especificar la variedad.

Aclaró que el trigo que viene al país fue clasificado previamente, ya que una comisión de la empresa nicaragüense destinada para recibir la donación, y otra de Rusia, comprobaron en un laboratorio alemán la factibilidad del grano para el clima tropical nicaragüense.

EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse con el funcionario ruso, pero al cierre de esta edición no fue posible, también intentamos conocer la versión del titular del Mific, Orlando Solórzano, pero tampoco se pudo localizar.

Ya avisaron al gobierno

Señaló que en los próximos días sostendrán una reunión con el gobierno para analizar el tema, pero mantiene que la posición del sector privado siempre será la misma. Que no existe la posibilidad de poder utilizar este trigo.

El empresario sostuvo que por la cantidad que se habla (100,000 toneladas), es muy difícil para ellos poder manejarla, ya que este producto tiene una vida útil, y mantener en bodega el mismo saldría demasiado caro a la industria.

Por su parte,  el dirigente de los panificadores de Nicaragua, Ermis Morales, había manifestado que el trigo Ruso perfectamente podría ser utilizado en la industria panificadora. Ayer intentamos comunicarnos con él, pero al final fue imposible localizarlo.

No nos podemos arriesgar

El dirigente avicultor manifestó que no pueden tomar el riesgo de que las gallinas pongan menos huevos y que los pollos salgan más pequeños, y esto “se nos vuelva un problems alimentario, fue un análisis muy profundo que hicimos con nuestros expertos”, indicó.

Explicó que el trigo proveniente de Rusia es una materia prima que no es recomendable usarla, “es un producto distinto, y, por consiguiente, los alimentos podrían ser difíciles de digerir.

En tanto, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, manifestó que, efectivamente, el trigo es diferente del que se opera en Nicaragua, y que para poder consumirlo se tendría que utilizar otro tipo de procesos.

“El hacer uso de esta materia prima vendría más bien a encarecer los procesos que tenemos en este momento, y en vez de abaratar los costos de los productos, sucedería lo contrario, los encarecería aún más”, indicó el dirigente empresarial.

Aguerri mencionó que el gobierno tendrá que buscar las opciones que le darán al trigo ruso, ya que para la industria nicaragüense no es una materia prima viable.

Ayuda humanitaria

El acuerdo sobre la donación del trigo ruso a Nicaragua suscrito entre el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio Mific de Nicaragua y el Ministerio de Agricultura de la Federación de Rusia, señala que el objetivo de la donación es prestar ayuda humanitaria a la República Nicaragua en los años 2011-2012.

El documento indica que la parte rusa proporcionará fondos para la compra y el envío, a la República Nicaragua, de hasta 100,000 toneladas del trigo alimenticio de origen ruso Clasificación Clase Tres para consumo interno en la República de Nicaragua (sin derecho a venta o al suministro a terceros países) por un total de hasta US$35.2 millones.

Caruna no sabe del trigo

El gerente general de la Caja Rural Nacional, Caruna, Manuel Aburto, sostuvo que, de momento, no tienen previsto manejar el trigo importado. “Se ha mencionado que será una empresa ALBA, pero no se ha definido. No se ha definido ni la modalidad de ese manejo”, aclaró.

Recalcó que “hasta ahora  no hemos sido informados oficialmente de lo que se va a hacer (con el trigo). He visto que han hablado de que hay fondos de contravalor (algunos economistas) pero son habladurías realmente”, enfatizó.