•  |
  •  |

La última encuesta de la Consultoría Interdisciplinaria en Desarrollo S.A., CID-Gallup, Latinoamérica, revela un incremento en intención de voto del candidato Daniel Ortega, una oposición que unida lo vencería, y la desaparición de las estadísticas de partidos que habían tenido menos porcentaje como la Nueva Alianza Liberal Nicaragüense, ALN y la Alianza por la República, APRE.

De acuerdo con la ficha técnica de la encuesta, se consultó a mil personas en una muestra aleatoria en todo el país, teniendo un margen de error de más o menos tres puntos en los resultados totales, y un 95% de confiabilidad.

Mientras Ortega alcanza un 41%, sumados Fabio Gadea, candidato del Partido Liberal Independiente, PLI, y Arnoldo Alemán, candidato del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, tienen una preferencia de votos de 45%.

La encuesta realizada del 27 de julio al 3 de agosto, indica que Daniel Ortega pasó de 38 puntos porcentuales en preferencia de votos a 41, en relación con la encuesta anterior de la misma firma, cuyo trabajo de campo se hizo del 10 al 16 mayo.

El candidato presidencial del PLI, Fabio Gadea, fue quien tuvo un incremento mayor de acuerdo con ambas encuestas, al pasar de un 28 a un 34%, es decir, seis puntos porcentuales más.

Alemán sigue cayendo

Pese a ser el partido que ya ha dado conferencias y presentado parte de su programa de gobierno, el PLC pasó de tener una preferencia de votos de 14% a un 11%, bajando tres puntos.

En la encuesta realizada del 10 al 16 de mayo, otros partidos como APRE y ALN sumaron cuatro puntos porcentuales, pero en la encuesta realizada del 27 de julio al 3 de agosto no aparecieron reflejados.

Cabe mencionar que la encuesta, de acuerdo con el reporte de CID Gallup, fue realizada con una papeleta que contenía las fotos, banderas y nombre de los candidatos.

Faltan indecisos

De acuerdo con los datos de la encuesta, aunque el número de indecisos se ha reducido, aún quedan muchos por ser conquistados durante la campaña electoral.

Los encuestados que seleccionaron un voto nulo, en blanco, en rechazo o ninguno, pasaron del 17 al 14% en la última encuesta.

Al finalizar el reporte, la firma encuestadora señala que los resultados “revelan a un país dividido entre oficialistas y la oposición, en más o menos iguales partes, con una pequeña ventaja para los no sandinistas. Se repite el esquema que se vivió hace cinco años previo a la elección”.