•  |
  •  |

Nicaragua será otro de los países centroamericanos donde a partir de 2012 las pequeñas hidroeléctricas que generan menos de 15 megavatios de energía, podrán obtener ingresos adicionales a través de la venta de Certificados de Emisiones Reducidas, mejor conocidos como mercado de carbono, el cual será adquirido por la empresa alemana Mabanaft.

Christian Giles, presidente de la empresa Anaconda Carbono, la compañía consultora que está promoviendo actividades para la venta de carbono limpio de las hidroeléctricas con Mabanaft, explicó que ellos se están encargando de la parte de consulta pública local e internacional y el proceso de registro con la Organización de las Naciones Unidas, para que los compradores puedan adquirirlos.

Este tipo de proyecto ya se ejecutó en Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Chile y Colombia.

Giles señaló que Nicaragua tiene un potencial alto y que Mabanaft en conjunto con otra empresa denominada Ecoressources, están evaluando cuantas obras se pueden ejecutar en el país para vender bonos de carbono.

Todo esto se está trabajando en el marco del Protocolo de Kyoto, con el cual se pretende disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero que tanto contaminan la atmósfera terrestre.

Es por ello que se creó el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), que pretende la generación de energía  con fuentes renovables dentro de este marco.

En Nicaragua, Giles señaló que quienes los están ayudando en la búsqueda de hidroeléctricas con potencial es la empresa Renovables.

“En los próximos años, para 2012, esperamos tener mínimo tener unos 50 o 60 megavatios en Nicaragua registrados bajo este programa (MDL), eso significa una cantidad interesante de bonos de carbono. Son ingresos adicionales, cada proyecto para su ejecución y registro vale unos 70 mil euros”, señaló Giles.

Por su parte, Maryling Buitrago, Directora de Renovables, señaló que esta empresa aglutina organismos que trabajan con recursos renovables.

10 hidroeléctricas afiliadas
Hasta la fecha están afiliadas 10 pequeñas centrales hidroeléctricas concentradas en Matagalpa y Rivas.

Buitrago explicó que más adelante se pretende trabajar con proyectos energéticos de biomasa, eólicos, geotérmicos que también en un futuro pueden aplicar a los créditos de carbono, siguiendo los MDL.

Por su parte, Patricia Rosenthal representante de la empresa Mabanaft, precisó que compran los bonos de carbono, ofrecen un contrato de estos proyectos y el programa de compra total puede oscilar entre 200 y 300 mil euros (entre 286 mil y 430 mil dólares), y que cuando ya está registrado en las Naciones Unidas, puede llegar a uno o dos euros (entre 1.4 y 2.8 dólares) por bonos de carbono.