•  |
  •  |

El gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio Mific, anunció que las 100,000 toneladas de trigo que Rusia donará a Nicaragua vendrán a bajar los precios del pan por un año.

“Esta es una donación para el pueblo de Nicaragua, y lo que pretendemos con la misma es estabilizar y disminuir el precio del pan, y calculamos que este trigo vendría a abaratar los costos de este producto por lo menos por un año”, explicó el titular del Mific,

Orlando Solórzano, en conferencia de prensa en conjunto con los representantes de las industrias harineras de Nicaragua.
Solórzano salió al paso a la posición de la empresa privada, que ha manifestado que el trigo ruso no es viable para las industrias nacionales. “Yo no sé de dónde han sacado eso de que el trigo no es viable, y que más bien les causaría pérdidas; los exámenes que hemos realizado en laboratorios de Alemania y nuestros han demostrado que sí puede ser utilizado por las diferentes industrias de alimentos del país”, indicó el funcionario.

Explicó que la empresa encargada de importar el producto es Enimport, la que está adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, MHCP.

Hay capacidad de almacenamiento
Solórzano indicó que Nicaragua tiene una cadena productiva capaz de hacerse cargo de esta donación, y desde ya están disponibles los silos de Enabás, y las mismas empresas molineras tienen sus bodegas.

“El almacenamiento ya lo tenemos asegurado a través de Enabás, y en la próxima semana entraremos en procesos de la negociación de contratos, de precios y de costos”,  indicó Álvaro Alfaro, director de Enimport.

En tanto, Roger Zamora, Gerente General de Agricorp, indicó que ellos están en pláticas con el gobierno desde hace dos meses para estudiar la posibilidad real de lograr una estabilización de precios de la harina, lo que se traduciría en una mejora para la economía del pueblo nicaragüense.

“Es un trigo que es panificable y creemos que esto vendrá a tener un buen impacto en la economía”, señaló el empresario.

Panificadores contentos
Todo trigo producido en cualquier parte del mundo es panificable, aseguró el presidente de la Asociación de Panificadores de Nicaragua (Asonipan), Ermis Morales, y manifestó que lo único diferente en el trigo ruso es la variedad.

Morales detalló que si el gobierno de verdad tiene la voluntad de beneficiar al pueblo de Nicaragua, debería utilizar esos recursos, provenientes de una donación, para crear un capital semilla que sirva para reconvertir la industria.

El titular del Mific aseguro ayer que los fondos provenientes de la venta del trigo los podrían utilizar para reconvertir la industria, “pero eso se tiene que discutir, primero estamos viendo cómo podemos bajar el precio al consumidor final”.

El panadero Luis Reymundo Gómez manifestó que la harina proveniente del trigo de Rusia es muy buena. “En los 80 utilizamos ese trigo para nuestra industria, tengo muchos años de trabajar en el ramo, y he platicado con panificadores viejos que hablan de que la harina proveniente de ese trigo es muy buena”, expresó el panadero.

En el mercado internacional, la tonelada de trigo tiene un precio de US$283.