•  |
  •  |

El desarrollo de la educación virtual representa un nuevo reto en la calidad del aprendizaje en Nicaragua. A pesar de los beneficios que otorga a quienes no pueden recibir educación presencial, se presta también al fraude y la estafa académica, por lo que se debe desarrollar todo un sistema de monitoreo, reparación y acreditación, advirtió Telémaco Talavera, Presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU.

Al respecto, Freddy Quezada, bloguero, filósofo y docente de la UNAN-Managua, asegura que en todas las universidades se deberían agilizar, implementar y acreditar la enseñanza en línea, pues asegura que en el futuro así será todo el sistema educativo. Quezada afirma que el uso de las nuevas tecnologías en la educación mejorará la calidad profesional y que su uso trae consigo muchas ventajas.

Por su parte, Talavera está de acuerdo en la importancia de incluir las nuevas herramientas tecnológicas para aumentar la cobertura y calidad de la educación. Aunque en Nicaragua esta modalidad está en fase inicial, dijo que se están desarrollando mecanismos de control a nivel del CNEA, (Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación del Sistema Nacional para el Aseguramiento de la Calidad de la Educación, CNEA).


Sólo en algunas universidades
“Actualmente sólo se está implementando en modalidad de postgrado, combinando educación presencial con la educación virtual. Se está gestionando en la UCA (Universidad Centroamericana), en la UNI (Universidad Nacional de Ingeniería), y UNAN (Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua).

Se trabaja con especialistas de Universidades extranjeras y con comités técnicos de normalización como la UNE (Una Norma Española, para uso de tecnologías) de España, pero en materia de legislación estamos igualmente en proceso” explicaba Talavera.

En el país no existe un desarrollo potencial de la modalidad de educación a distancia o virtual, y, aunque existan reducidos grupos de jóvenes como los de la Universidad Indígena y Caribeña de Blufields (BICU), que están empezando a gozar de dicha modalidad educativa, el surgimiento de ésta también puede presentar obstáculos como la desconfianza hacia la calidad de los graduados por parte de los futuros empleadores, planteaba Telémaco Talavera, Presidente del CNU.

 

Consideraciones a tomar en cuenta
“No es que la educación presencial sea mejor y la virtual no lo sea, más bien la virtual mejora y refuerza significativamente la educación presencial y abriría muchísimas oportunidades de realización profesional a personas que por diversos factores no pueden asistir a un aula” opinó Quezada al respecto.

El presidente del CNU agregó que se deben considerar las condiciones que presta Nicaragua en cuanto a implementación de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en la educación y que se debe tomar en cuenta la demanda de la población y la calidad de la oferta, que esté respaldada por una institución y monitoreada por especialistas acreditados.

“Los empleadores nicaragüenses no deben estar escépticos ante la contratación de profesionales egresados o graduados mediante estas nuevas modalidades, siempre y cuando, la universidad cuente con el respaldo de una institución como el CNU y CNEA
Para Quezada, el profesional educado virtualmente no es inferior ni superior al formado en educación asistencial.

“Todas las universidades deberían incorporarse al desarrollo tecnológico, de lo contrario la tecnología los aplastará. Las instituciones deben perder el miedo a acercarse a las nuevas tecnologías, porque ahí está el futuro y el poder” finalizó.