•  |
  •  |

La construcción del puerto Monkey Point en el Caribe Sur nicaragüense está todavía en período de análisis, pero el embajador de la República de Corea en Nicaragua, Soon Tae Kim, dijo que es un proyecto pendiente en el que están muy interesados y lo consideran importante porque “va cambiar el mapa de Nicaragua en su proceso de desarrollo económico”.

Recordó que recientemente invitaron a su país a un funcionario de la Empresa Portuaria Nacional, para que presentara el proyecto y también dijo que las negociaciones  avanzan con las empresas privadas que están implicadas, para concretar este megaproyecto en el que también han expresado interés Argentina, Brasil, Dubai, España, México y Venezuela.

Aunque el embajador no quiso ofrecer cifras del valor que pueda representar este plan, se sabe que aproximadamente

costaría 500 millones de dólares. Monkey Point está ubicado a orillas del Mar Caribe, a unos 40 kilómetros al sur de Bluefields, Región Autónoma Atlántico (Caribe) Sur, RAAS.

El puerto en Monkey Point  tendría una profundidad de 22 metros para ser  competitivo a nivel internacional y ahorraría al país, según datos de las autoridades portuarias, 150 millones de dólares al año. La terminal acuática tendría una capacidad máxima de 250 mil toneladas por barco.

Se conoce que no se ha logrado cerrar el trato de inversión debido a la alta tasa de interés que proponen. Los coreanos han hablado de una tasa de 6.5% y 12 años de plazo, mientras Nicaragua opta por una tasa de 2%  y 30 años de plazo.

El diputado Agustín Jarquín, quien participó en un encuentro de amigos de Korea, explicó que la idea es que Nicaragua tenga un puerto de aguas profundas, que sirva para el manejo de contenedores, carga líquida, carga granel y otros intereses turísticos.

Pero también expresó que el interés contempla el canal seco, que sería la construcción de un ferrocarril paralelo al puerto, para llevar contenedores de un lado a otro.

Amigos de Corea
Soon Tae Kim y el diputado Jarquín ofrecieron las declaraciones en un “encuentro de amigos de Corea”, organizado por la “Korea International Cooperation Agency”, conocida como Koika.

En la reunión estuvo presente el embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Francisco Campbell, su esposa Miriam Hooker y su hijo Michael. Este último fue galardonado en la cena con un diploma por su graduación en una de las universidades más prestigiosas de Seúl, Corea, donde asistió como beneficiario de una beca.

Otros proyectos
La embajada de Corea ha ofrecido una serie de cursos para mejorar las profesiones técnicas de planificación económica, ambiente, salud y desarrollo social. En los últimos 20 años Corea ha beneficiado a 108 nicaragüenses con estas becas de profesionalización en su país, esto a pesar de que la embajada de esa nación instaló su sede en Nicaragua hace apenas tres años.

La cooperación de Corea en Nicaragua abarca mejorar la atención de los orfanatos en Managua, mejorar la infraestructura del país, ampliación de agua potable en Juigalpa, modernización de los centros del Instituto Nacional Tecnológico, Inatec, y apoyo al plan nacional de electricidad sostenible. Son tres proyectos que en conjunto suman un monto de cooperación de 100 millones de dólares aproximadamente.