• |
  • |

Carlos Tünnermann, miembro del Movimiento por Nicaragua, advirtió ayer que la ineficiencia del Consejo Supremo Electoral, CSE, puede generar una impaciencia colectiva de los ciudadanos a quienes se les están violando sus derechos.

“La paciencia del nicaragüense tiene sus límites”, dijo Tünnermann ayer, durante una breve entrevista telefónica. También se refirió a la entrega tardía de cédulas y a las consecuencias que esto puede ocasionar.

Según Tünnermann, el CSE “debe estar consciente de que la paciencia se está agotando, que esto viene a ser una provocación y que debe tomar medidas”.

A su criterio, el CSE se “caracteriza por una gran deficiencia, un ejemplo es el Padrón Electoral, que no ha sido auditado. Y da la impresión de que parte de esa ineficiencia es motivada con el afán de entregarle la cédula a los ciudadanos que han expresado su simpatía por el candidato del Frente Sandinista, que, además, es un candidato inconstitucional. En cambio, a muchos otros ciudadanos que por primera vez están solicitando sus cédulas no se las han entregado, o cuando sospechan que puede ser un voto no favorable al partido de gobierno vienen con estas demoras”.

La semana pasada hubo protestas, algunas violentas, en Cua, El Jícaro, Quilalí, Ciudad Antigua, Macuelizo, Santa María, Jinotega, Chinandega, El Sauce, San Fernando, San José de Bocay y Managua, por la entrega tardía de las cédulas.

Violencia surge cuando paciencia se rebasa
Tünnermann expresó que su deseo, como miembro de la sociedad civil organizada, “partidario de las protestas cívicas”, es que la gente reclame sus derechos sin violencia.

“Pero si la violencia ocurre porque se rebasa el límite de paciencia, aquí habrá responsables, y los responsables son los que han provocado esta situación”.
El diputado liberal Maximino Rodríguez coincidió en que la responsabilidad por cualquier acción violenta de la gente que reclama sus derechos, es de quienes están negando estos derechos.

El resultado de las quejas que se dieron la semana pasada en caso de que aumenten, “es impredecible”, indicó Rodríguez.

“La misma Constitución dice que tenés derecho a la protesta. La gente cuando vea que definitivamente están siendo truncados sus derechos, va a buscar cómo defenderlos”, agregó el liberal, quien es amenazado con ser inhibido como candidato a diputado nacional por la Alianza PLI-UNE-MRS.

Antiguos contendientes que participaron en acciones bélicas en los años 80, afirmaron este fin de semana que el sesgo partidario del Consejo Supremo Electoral, CSE, a favor del partido de gobierno, denunciado y advertido tanto por organizaciones políticas como por organismos de la sociedad civil, podría resultar en un peligroso aliciente para actos violentos en viejas zonas de la guerra civil.