• |
  • |

Extrañada está la hija de la periodista Silvia González, corresponsal de EL NUEVO DIARIO, por las acciones de la Policía de Jinotega, cuyo testimonio ahora aparece en el expediente como si ella se retractara de su primera declaración de amenazas dirigidas a la comunicadora social.

Según las indagaciones de Norlan Gómez, coordinador de la filial del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, en el expediente de la denuncia de González ahora aparece una segunda declaración, en la cual la hija de la periodista se contradice, por lo cual las mismas autoridades le comentaron que enviarían la documentación al Ministerio Público, pero dudaban que prosperara a una acusación contra el joven Hamilton Altamirano, detenido, presuntamente, amenazar de muerte a la periodista, algo que él niega.

Aunque las autoridades aseguran que la semana pasada para las ampliaciones del caso, la joven llegó voluntariamente a la estación brindando otra declaración que se contrapone a la original, la hija de la periodista asegura que, en primer lugar, fueron agentes policiales los que llegaron a su centro de trabajo y le hicieron preguntas, pero que no ha cambiado su declaración.

Ayer los agentes llegaron a la casa de la periodista para hacer más preguntas, incluso pidiendo datos que ya se les habían brindado, y entrevistaron a su hija de diez años, algo que no le pareció por no estar ella presente.

Cenidh: Policía debe actuar

La corresponsal asegura que por el momento las amenazas han cesado, pero hay una tensa calma, y la situación la ha limitado en su movilidad, dado que toma sus medidas de seguridad, pues todavía las amenazas están latentes, sobre todo con la impunidad con que se comienza a manejar el caso por parte de las autoridades.

Gonzalo Carrión, Director del Cenidh, exigió a las autoridades policiales que actúen responsable y profesionalmente, para dilucidar el caso y castigar a los autores materiales e intelectuales, que estén tras el caso de amenazas contra la periodista. La intimidación surgió por ejercer su función profesional, denunciar situaciones anómalas en la municipalidad, y exponer la problemática de las cédulas en San José de Bocay.

Denis Darce, Director de Proyectos y Capacitación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, dijo que ya enviaron una misiva a la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, pidiendo una oportuna investigación del caso, por lo que están a la espera de su respuesta. Igualmente, terminan de obtener la información pertinente con la cronología de los hechos para ser enviada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, entre otras importantes instancias con las que ya han sostenido comunicación telefónica sobre el caso.

Vicario condena amenazas

Durante la eucaristía del domingo por la mañana, el vicario de la diócesis de Jinotega, monseñor Eliar Pineda Úbeda, condenó las amenazas de las que ha sido objeto la corresponsal de END, en Jinotega, Silvia González Siles, y dijo que estos actos son condenables “vengan de donde vengan”.

“Estas son personas que se esconden en la oscuridad de la noche para atentar con la vida de una mujer y su familia, estos son actos de cobardía. ¿Por qué no dan la cara y dicen aquí estamos?”, se preguntó el prelado.

También dijo que la libertad de expresión en este país con este tipo de actos estaba en peligro. “Recordemos que el derecho ajeno es la paz, y por eso debemos respetar la opinión de cada uno, y no por eso alguien va a amenazar a una periodista por ejercer su profesión, y a poner en peligro también a su familia”, expresó.

Telémaco condena

Por su parte, Telémaco Talavera, Presidente del Consejo Nacional de Universidades, condenó las amenazas contra la corresponsal de EL NUEVO DIARIO en Jinotega, Silvia González, y llamó a las autoridades a investigar y a castigar “sin reparos de ningún tipo” a quienes están detrás de este ilícito.

Considerando el clima electoral que vive el país, Talavera valoró necesario que el caso no quede en la impunidad, a fin de fortalecer el respeto y la tolerancia.

Para Talavera, es necesario que se promueva la unidad en la diversidad para contrarrestar los verdaderos males como son la pobreza, el hambre, el deterioro ambiental y el cambio climático. A la par que exaltó el rol de los medios de comunicación y el ejercicio libre de la labor informativa, insistió en la necesidad de administrarla con responsabilidad y sin sesgos.

“Ni por razones políticas ni de ningún tipo se debe amenazar, pero tampoco manipular un hecho como este, pero sí debe aplicarse la justicia con claridad y sin demora”, apuntó Talavera.

Niega amenazas a Silvia, pero podría acusarla de “injurias”

FRANCISCO MENDOZA S. / JINOTEGA

Hamilton José Altamirano Herrera, al contactarse con este corresponsal, dio una versión distinta de los hechos relacionados con el caso de Silvia González. Él es señalado de hacer las amenazas.

Altamirano negó haber amenazado de muerte a la colega con su hija, y que no envió los chat desde un ciber café, además, agregó no pertenece a ningún partido político, y aseguró que dará mayores detalles hasta que termine el proceso, ya que ese fue el consejo de su abogado.

Por el momento, dijo estar dispuesto a acusar a la periodista por injurias y calumnias, tras haber sido denunciado internacionalmente por organismos de derechos humanos.