•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Los ciudadanos José Dolores Almendarez y Erick Antonio Canales Velásquez, resultaron heridos de bala en la tradicional despedida del patrono de Managua, Santo Domingo de Guzmán, cuando se protagonizó una balacera en las inmediaciones de la rotonda Centroamérica, donde se encontraba la tarima del diputado y candidato presidencial de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Enrique Quiñónez, quien alegó su “legítimo derecho a la defensa” ante las provocaciones de los simpatizantes del partido orteguista.

En imágenes grabadas por los miembros de la ALN, se observa que Quiñónez estaba haciendo proselitismo político desde su tarima, cuando simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN, algunos claramente identificados con las camisetas “yo ♥ Daniel”, comenzaron a tirar bolsas con agua al candidato presidencial y a sus acompañantes en la tarima.

Mientras Quiñónez esquivaba bolsas de agua, contestó a los insultos y agresiones diciendo: “saluden a los vagos de Daniel….”, pero la tiradera pasó de bolsas de agua, a piedras, y con ello la defensiva de la seguridad de Quiñónez, quienes aparecen en el video con garrote en mano, alejando a los tira bolsas.

Surgen los balazos
La estridente música filarmónica, el bullicio de la gente y el sol en alto de las dos de la tarde se congeló por unos segundos al escucharse el estruendo de los balazos. La confusión y las agresiones no cesaron hasta darse cuenta de dos heridos que nada tenían que ver con la confrontación política.

José Dolores Almendarez, de 33 años, resultó con una bala incrustada en la espalda, y a Erick Antonio Canales Velásquez una bala le traspasó el hombro izquierdo, pero solo se dio cuenta de eso cuando dejó de correr con su sobrino Mayron Canales.

“Nosotros somos tradicionalistas de Santo Domingo y nada tenemos que ver con partidos políticos, solo miramos la balacera de largos y buscamos como alejarnos, pero cuando nos detuvimos mi tío se dio cuenta que estaba herido: “Loco me dieron”, me dijo”, relató el joven de 19 años que estaba esperando noticias de su tío, en las afueras de la sala de emergencia del hospital “Manolo Morales”.

Los familiares de Almendarez también estaban a la espera de “buenas noticias”. Doña Paula de los Ángeles García, tía de Almendarez, acusó directamente a un policía de ser el autor del disparo que impactó contra su sobrino, e incluso mencionó los chip números 2270 y 070 de placas policiales, y asegura que ellos fueron los que dispararon.  Al menos un policía se sabe que disparó al aire.

María Auxiliadora Talavera, sobrina de Almendarez, relató que año con año tienen la tradición de despedir a Santo Domingo, y que en eso su tío es “tradicionalista”. También dejó claro que su tío nada tiene que ver con un partido político. “Él iba bailando la vaca culona, íbamos pasando frente al Quetzal, pero no sabíamos que había un pleito allí”, relató Talavera.

Era prohibido portar armas
En la conferencia de prensa, Quiñónez culpó principalmente a la policía de permitir que los simpatizantes del FSLN lo agredieran a él y a su familia que fue detenida cuando intentaban alejarse del lugar en conflicto y reducidos del susto junto a Álvaro Somoza, Jefe de Campaña de Quiñónez.

Quiñónez aseguró que fue un policía con número de placa 22-70, quien le prestó el arma a uno de los orteguistas que disparó y justificó el uso de armas de parte de su gente “por el legítimo derecho a la defensa”. También acusó al oficial de la policía Luis Barrante de dirigir la detención de sus familiares y simpatizantes, mientras que a los orteguistas los dejó saquear sus pertenencias que quedaron abandonadas cuando tuvieron que huir.

Entre los agredidos de ALN estaba Saúl Mora y Moisés Thomas, ambos con golpes en la cabeza.  A última hora se reportó otro herido de nombre Francisco Sánchez, pero no se obtuvo más detalles al respecto.

Policía se pronuncia

Carlos Larios

El Comisionado Mayor Sergio Gutiérrez, jefe de la Policía del Distrito Cinco, confirmó la balacera entre los grupos, y aseguró que están investigando el caso, aunque no detalló el móvil del mismo y quién inició la trifulca.

Gutiérrez aseveró que han detenido a una persona que portaba un arma, pero no precisó el nombre y tampoco si se trataba de uno de los escoltas de Enrique Quiñónez. Una de las imágenes trasmitidas en el canal 100% Noticias demuestra que un hombre de camisa blanca, amenazante portaba una pistola en su mano derecha y este se perdió de inmediato entre la multitud.

El jefe policial recordó que los asistentes a la celebración de Santo Domingo no podían portar armas de fuego, ya que es una de las prohibiciones que anunció la Policía Nacional.

Se espera que hoy las autoridades policiales den mayor información sobre el lamentable hecho.