•  |
  •  |

Los concejales opositores Leonel Teller y Luciano García, respectivamente, denunciaron en la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, la persecución política, judicial y sicológica que en su contra ejecuta el partido de gobierno desde la dirección de la municipalidad, algo que los afectados dijeron que en su respectivo momento la denuncia la elevarán a nivel internacional.

Teller, concejal del Partido Liberal Constitucionalista, indicó que la municipalidad con su último atropello contre él y García, del partido Conservador, nuevamente se está rompiendo el Estado de Derecho como parte de la ola dictatorial que impulsa el partido de gobierno.

Según el concejal, los seis juicios levantados en su contra más la expulsión arbitraria de sus oficinas, el corte de la línea telefónica, el retiro y la ocupación de las computadoras, el corte del combustible asignado y también el corte de los fondos destinados para ambos, no es más que el intento del secretario general de la Alcaldía de Managua, por despojarlos de su concejalía.

“La asignación de oficinas, proveernos de recursos humanos y de fondos, no son dádivas, pero esto lo están utilizando como elemento de premio o castigo en la Municipalidad.  Nos han ultrajado y atropellado en nuestros derechos según las leyes municipales y en irrespeto a la voluntad popular. Hemos agotado todas las vías legales al respecto y sólo estoy en espera de que también me condenen para que toda la documentación sea enviada para la denuncia internacional”, expresó Teller.

García por su parte señaló que las represalias vienen desde que como concejales, vienen protestando por la falta de transparencia, por los abusos con los bienes y fondos públicos, con más de 600 millones de córdobas con exclusión de procedimientos, falta de avales para la contratación, así también por los 157 cheques que, según la investigación policial, fueron firmados por Moreno y dirigidos para actividades proselitistas del partido de gobierno, situación confirmada por los mismos procesados y condenados. Algo que la Contraloría General de la República se niega a investigar.

Sobre las acusaciones de Enrique Armas, el secretario del consejo municipal, de que tanto Teller como García son ofensivos en contra de la dirección de la municipalidad y por eso el desalojo, García retó a quien llamó “el bachiller Armas”, a que en comparecencia pública y ante los medios de comunicación diluciden en tema de ilegalidades en la Alcaldía de Managua y le recordó que quienes en realidad han sido ofensivos, quien lleva turbas al consejo municipal para abuchearlos y quienes los han mandado a atacar son quienes ahora los acusan.

Marcos Carmona, director de la CPDH, indicó que este es una evidente violación al Estado de Derecho y afecta la estabilidad democrática del país, y que la dirección general municipal no está por encima de las leyes, ni de la voluntad popular.

“Luego los representantes del gobierno van a los foros internacionales a decir que la violación a los derechos ciudadanos en Nicaragua es falso. Así a los concejales CPDH dará el respaldo jurídico necesario y denunciaremos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos los abusos en contra de los concejales”, dijo Carmona.

Los concejales de la bancada liberal a la que pertenece Teller y la bancada de Vamos con Eduardo firmaron un documento que le hicieron llegar al Secretario del Concejo, Enrique Armas, en donde le solicitan que se reestablezca lo más pronto posible los recursos “financieros y humanos” que les fueron suspendidos y que deben tener según lo mandatan las ordenanzas municipales.

Dicho escrito señala: “los concejales propietarios firmantes de este documento rechazamos que el apoyo financiero y humano que se brinda a todos los concejales propietarios sea desigual, ya que la distribución de los recursos públicos para el desempeño de nuestros cargos debe de ser en igualdad de condiciones para todos los miembros del concejo municipal, de lo contrario caeríamos en desigualdad de condiciones”.

Los concejales le hacen notar mediante el escrito a Armas que el retiro de los beneficios a los dos concejales es una medida arbitraria que pasa encima de los reglamentos de la municipalidad. La resolución 11-98 correspondiente al Reglamento Interno de Organización y Funcionamiento del Concejo Municipal de Managua en el que se habla de las atribuciones del secretario del concejo es muy claro y señala que este debe garantizar los recursos necesarios para el trabajo de cada uno de los 18 concejales que componen las diferentes bancadas en la comuna.