•  |
  •  |

El procurador de participación ciudadana de la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, Sixto Ulloa, culpabilizó al candidato a la presidencia Enrique Quiñónez, de la violencia desatada durante las festividades de Santo Domingo, alegando que provocó a la población.

Según Ulloa, la actividad era una celebración religiosa y no era el lugar, ni el momento para hacer proselitismo político y la tolerancia y la paciencia debieron venir de quienes estaban en la tarima, no de la gente que pasaba.

“La gente vio que se estaba haciendo proselitismo político entregando gorras y propaganda de determinado partido y lo que se da es una provocación y se ve a un guardaespaldas arengando y después lo vemos en la calle con una pistola. Lo que hubo ahí fue una provocación que está bien clara. El mismo Quiñones dijo que tenía que defenderse, lo que quiere decir que él provocó. Comenzaron con las bolsas de agua, luego las piedras y terminaron usando balas”, comentó indicando que otros candidatos participaron en la festividad, pero ningún otro hizo proselitismo.

Sobre este tipo de incidentes violentos comentó que los partidos opositores han programada una campaña mediática para movilizar a sectores contrarios al gobierno para provocar incidentes como estos. “Así vimos a centenares de personas viniendo a protestar frente al Consejo Supremo Electoral y para eso se requiere recursos. Hay alguien detrás de todo esto en San Fernando, Siuna, Rivas, lo quisieron hacer en Mateare y en Managua”, expresó el procurador quien asegura haber constatado la problemática en algunos municipios.

Dijo que el CSE tiene sus normas y programación, a lo cual la gente debe adecuarse. Así acusó al PLI y los Conservadores, entre otros grupos, de estar promoviendo esto, porque son partidos que ya se sienten derrotados.