•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua, José Adán Aguerri, demandó hoy al Poder Electoral entregar cédulas de identidad a todas las personas que las reclaman para votar en los comicios presidenciales y parlamentarios de noviembre y así evitar nuevos disturbios.

El titular de la principal cúpula empresarial de Nicaragua pidió a los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) hacer sus "mejores esfuerzos administrativos" para dar documentos de identidad, reclamados por miles de nicaragüenses en todo el país.

En declaraciones que difundió el canal 63 de la televisión local, Aguerri dijo que el árbitro electoral debe entregar las cédulas para evitar más disturbios.

Recordó que el presidente del CSE, Roberto Rivas, se comprometió a otorgar esos documentos en los 153 municipios nicaragüenses, por lo que demandó hacer "realidad" ese compromiso.

El pasado 8 de agosto expiró el plazo para que los nuevos votantes solicitaran sus documentos de identidad.

Ese día Rivas dijo que "casi todos los nicaragüenses tienen su documento de identidad o al menos lo han solicitado".

No obstante, cientos de nicaragüenses han denunciado en distintos municipios que las autoridades alegan que no tienen material para imprimir y entregarles sus cédulas.

En el municipio de Siuna, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), un grupo de reclamantes, que dice representar a unas 10 mil personas sin documentos oficiales, se mantiene desde el 8 de agosto frente a la delegación del CSE para reclamar las cédulas.

Ese grupo interrumpió este jueves el tráfico de vehículos en la carretera que une a Siuna con el municipio de Río Blanco, en la que, según la prensa local, se registraron cuatro heridos en enfrentamientos entre manifestantes y transportistas.

La Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua desplegaron sus fuerzas en ese lugar para evitar más reyertas.

Los sucesos en Siuna ocurren una semana después de que en el municipio norteño de San Fernando un opositor resultara herido de bala y otros sufrieran lesiones menores cuando decenas de personas exigían la entrega de sus documentos de identidad.

La semana pasada, en el noroccidental municipio de El Sauce, un grupo de jóvenes cercó la delegación electoral, también en reclamo de sus documentos.

Otros ciudadanos de las zonas rurales de Jinotega, 160 kilómetros al norte de la capital, exigieron también sus cédulas.

La oposición ha denunciado que las autoridades electorales se niegan a dar documentos de identidad a personas adversas al Gobierno del presidente Daniel Ortega, quien se presenta a la reelección en los comicios de noviembre pese a que la Constitución se lo impedía.

En tanto, las autoridades electorales sostienen que las personas que reclaman sus cédulas son "azuzados" por algunos candidatos a cargos de elección popular, sin acusar a ninguno en particular.

En las elecciones del próximo 6 de noviembre, los nicaragüenses elegirán a un nuevo presidente y a un vicepresidente, a 90 diputados ante la Asamblea Nacional y a 20 ante el Parlamento Centroamericano.