•  |
  •  |

Los contralores colegiados con períodos vencidos decidieron ayer, de manera unánime, ordenar una nueva auditoría en el Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, Sinapred, luego que llegaran hasta sus manos dos informes policiales donde se informa de faltantes en los programas “Plan Techo” y “Techo Solidario”.

El presidente de la Contraloría Guillermo Argüello Poessy dijo que la decisión la tomaron luego de analizar dos informes policiales que las nuevas autoridades del Sinapred les remitieron, informándoles sobre serias irregularidades en el manejo de ambos proyectos.

“Fue una decisión unánime y vamos a firmar las credenciales para que se inicie en cuanto podamos esa nueva auditoría”, dijo el colegiado.

Los dos expedientes a los que se refiere el colegiado son: el del robo de las 700 láminas de zinc de las bodegas del  Sinapred, que produjo la caída de su director, el coronel en retiro Rafael Ramírez, ya que en el hecho se vio involucrado su hijo del mismo nombre, y el de unas 10,000 láminas que se supone beneficiarían a diversas comunidades de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, golpeadas por el huracán Félix.

“Teniendo en cuenta esos dos informes es que decidimos aprobar esa auditoría”, indicó el titular de la Contraloría.

En el primer caso, fue el presidente ejecutivo del Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, Nelson Artola, quien orientó que se interpusiera la denuncia en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, DAJ, para que se investigara el robo de las 700 láminas incautadas en Nagarote.

El exministro de Salud, Guillermo González, asumió como nuevo secretario ejecutivo del Sinapred, tras la destitución del coronel en retiro Rafael Ramírez.

El informe del caso “Techo Solidario” concluye que, efectivamente, hubo anomalías en la compra y venta de esos materiales. El documento confirma una presunta malversación de cinco millones de córdobas del proyecto gubernamental, que iría a beneficiar a 28,200 pobladores de diversas comunidades de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, golpeadas por el huracán Félix.