•  |
  •  |

La facilidad con la que personas vinculadas al crimen organizado a nivel nacional e internacional obtienen cédulas de identidad nicaragüense, contrasta enormemente con la cantidad de dificultades que atraviesan miles de nacionales, para lograr que se les entregue el documento de identidad, consideraron representantes de organismos de observación electoral.

El coordinador del programa electoral del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Harry Chávez, y el director del organismo de observación electoral, Ética y Transparencia, EyT, Roberto Courtney, coincidieron en que el relajo que existe con la entrega de cédulas, que ha provocado gran malestar y hasta brotes de violencia en distintas partes del país, es aprovechado por el crimen organizado para expandir sus tentáculos.

 

“El Palidejo” es uno más
No ha sido un caso en el que el documento de identidad de los nicaragüenses se encuentra en manos de personajes como  el costarricense Alejandro Jiménez González, alias “El Palidejo, sino que hay otros casos iguales y hasta peores, de personajes que son perseguidos por la justicia internacional, que cuando se identifican, lo hacen con el documento nicaragüense.

Tal es el caso de Alberto Bermúdez, alias “El Cojo”, un alto miembro de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, quien obtuvo una cédula nicaragüense;  Amauri Paudd o Alberto Ruiz Cano, un colombiano que acribilló a militares en Walpasiksa, quien tenía dos cédulas de identidad que lo acreditaban como poblador de Masaya y de Bluefields, y el caso de la red de proxenetas del Poder Electoral, descubierto por END.

En todos los casos, y más en el de “El Palidejo”, se ha hablado de investigaciones tanto a nivel del Consejo Supremo Electoral, CSE, como de la Policía Nacional y de la Fiscalía, pero en ninguno de ellos se conocen resultados concretos y nadie explica por qué.

En el caso de “El Palidejo”, el vocero del Poder Electoral dice que la Policía investiga, y el vocero policial no da ningún tipo de información que esclarezca el asunto en el que está metido el autor intelectual del crimen en donde murió el cantautor argentino Facundo Cabral.

 

“En río revuelto…”
El coordinador del programa electoral del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Harry Chávez, destacó ayer la importancia de la transparencia en el proceso de cedulación, porque de lo contrario es más fácil que un bandido pueda obtener un documento de identidad nicaragüense.

A su juicio, el reciente caso de “El Palidejo”, es prueba de la debilidad del sistema de cedulación. Chávez explica que esto tiene que ver, principalmente, con la falta de equidad en el proceso para obtener dicho documento, pero lo más cuestionable es que mientras un delincuente tiene acceso a la cédula, existen miles de ciudadanos nicaragüenses que no han podido obtenerla.

“En río revuelto, ganancia de pescadores. Si están diferenciando los mecanismos de cedulación para unos y para otros, no hay un orden, y es más fácil que un bandido pueda utilizar esa debilidad del sistema”, dijo el experto en temas electorales.

 

Deberían estar investigando
El director del organismo de observación electoral, EyT, Roberto Courtney, opinó  ayer que el control partidario en el sistema electoral y las exoneraciones a personas que están apadrinadas por el partido de gobierno, abre la posibilidad de que se abuse de ese poder y se esté lucrando con la emisión de cédulas a delincuentes que las requieren para sus fechorías.

Courtney considera que los magistrados deberían estar investigando cómo logró obtener su cédula “El Palidejo”, para seguir el hilo conductor que los lleve hasta quien realizó la tramitación ilegal de esta cédula.
Sin embargo, para Courtney no es de sorprenderse que ocurran estas irregularidades, cuando de antemano se sabe la corrupción que existe en el CSE y la deficiencia del sistema de cedulación, aunque también mencionó que hay abogados que se prestan para hacer esto, pero su crítica principal es lo fácil que resulta hacerlo.

Courtney expresó que así como los magistrados han sido diligentes en retirarles la nacionalidad o la cédula a candidatos a diputados, así mismo deberían ser diligentes para evitar estos casos, donde un mafioso extranjero logra obtener su cédula.