•  |
  •  |

El informe final de la Comisión Técnica de Riesgo de la Cruz Roja Nicaragüense sobre los hechos sucedidos la noche del 2 de octubre del 2010, en el río Tecolostote, del departamento de Boaco, donde fallecieron seis personas, revivió el dolor en los corazones de Marcos Rodríguez, Lucrecia Colomer y Rosalina Castillo, padre y madres de dos de las fallecidas en la tragedia.

El informe confirma negligencia, falta de pericia del personal a cargo y sobre todo que hubo entre 30 y 40 minutos para rescatar con vida a todos los miembros de la misión humanitaria, que regresaba de entregar víveres a damnificados por las lluvias, de comunidades rurales de Boaco.

Además, confirma que hubo advertencias de los lugareños para que la comitiva no pasara el río porque estaba llenando, lloviendo y estaba oscuro, cerca de las 6:30 de la noche, pero los que estaban al mando dieron la orden de pasar, afirmaron los padres, según leyeron en el documento que obtuvieron de forma extraoficial, ya que supuestamente la institución les negó el acceso al informe.

Con esperanza de conocer las verdades, familiares solicitaron al Consejo Nacional de la institución que conformara la comisión investigadora, porque había muchas dudas sobre lo sucedido ese día, expresó Marcos Rodríguez, papá de Doris Rodríguez, Presidenta de la Juventud de la CRN, una de las fallecidas.

Los meses pasaban y las autoridades no daban respuesta a las llamadas de los dolientes para saber los resultados del informe. Fue hasta hace mes y medio que el responsable de dicha comisión, Edgar Bermúdez, le contestó a Rodríguez que ya habían terminado, pero que según los estatutos de la institución, él (Rodríguez) no tenía derecho a recibir el informe, relató el padre de Doris.

 

Entrevistas a sobreviviente

Según el informe, Katiana Jarquín, sobreviviente de la filial Boaco, expresó en entrevista realizada por miembros de la comisión técnica, que la ambulancia antes de entrar al río no le pusieron a las llantas las “chachas” (doble tracción) y el conductor de la unidad no miraba bien, y ella lo venía guiando por el camino.

Además, dijo que cuando estaban a la orilla del río, una profesora del lugar les advirtió que no pasaran el río. “…viene una profesora y un montón de muchachos del lugar y dicen; no se crucen papito el río, porque está llenando y estaba lloviendo, el río estaba muy peligroso, no le hicieron caso a la señora”.

Los que estaban a cargo de la misión, según Rodríguez, eran Adolfo Machado, responsable de la filial de la Cruz Roja de Jinotega, Aldrid Flores y un señor de apellido Chévez.

Según el relato de Katiana, la ambulancia esperó a los demás vehículos y cuando éstos llegaron, decidieron pasar el río, a pesar de las advertencias. Fue entonces que se quedó pegada la primera camioneta y la ambulancia fue a rescatarla, a pesar de las advertencias.

Katiana: “La profesora insistió, hijos no se crucen, y Aldry le dijo; usted es una vieja loca, deje de estar hablando tonteras. No papito, yo les digo que ese río está llenando, pero Machado y Aldry decidieron tirar la ambulancia”, reza el informe.

Katiana relata que cuando entraron al río, el agua les llegaba a la rodilla, pero Aldry y Machado no las dejaron salir del vehículo. “Seguramente para hacer peso”, dijo Rodríguez.

La sobreviviente siguió relatando que la ambulancia se apagó y ella estaba desesperada, se quería salir, pero no la dejaron, mientras buscaban cómo sacar el vehículo.

¿Cuánto tiempo permanecen ahí pegados?, preguntó Jaime Bonw, integrante de la comisión. Katiana contesta: Yo digo que más de media hora.

Las mujeres que iban a bordo de la ambulancia eran Katiana, Marianela Martínez, asistente de Divulgación de la Cruz Roja en Managua; Doris Rodríguez,  Lucrecia Mairena, Directora de la Cruz Roja, filial Boaco; Ana Luvy Urbina, periodista y directora del noticiero Boaco Visión.

 

Discusión

Según el informe, Machado discute con la periodista Ana Luvy, porque también se quería salir, ya que varios lugareños se acercaron a auxiliarlas, pero ellos no permitieron.

 

Katiana: “…después que se fue ese muchacho borracho, llegaron otros muchachos a sacarnos y yo le dije ahora sí me salgo, porque el agua ya estaba empezando a crecer… ahí fue cuando ellos (muchachos lugareños) se retiraron, cuando miraron que no nos dejaron salir y decidieron irse, porque el río ya estaba creciendo y la ambulancia tambaleaba, yo decidí montarme arriba, pero antes hubo una discusión con la periodista”.

 

¿Qué discusión? Preguntan investigadores.

Katiana: “Porque Machado le dijo que era una vieja histérica, loca y le quita la cartera y se la avienta, porque la señora estaba pidiendo auxilio al otro lado. Le quita el teléfono, porque la señora quería hablar por última vez con el hijo”.

Según el informe, también se entrevistó al joven pedro Cordero Cisneros, voluntario de la Cruz Roja de Boaco y a Héctor Jarquín, de la misma filial, quienes confirmaron lo relatado por Katiana.

Estas declaraciones confirman que hubo tiempo para salvar a todos y no lo hicieron, afirman familiares.

Lucrecia Colomer, mamá de Lucrecia Mairena, Directora de la Cruz Roja, filial Boaco, fallecida en la tragedia, expresó que desde el momento que le dieron el dictamen médico legal observó que había circunstancias oscuras el día de los hechos.

Además, recordó que en un momento se les prohibió a los sobrevivientes hablar de los hechos con los medios de comunicación.

 

Conferencia en andén

Colomer demanda una explicación oficial de la institución, que según Danilo Gurdián, socorrista voluntario que apoya a las familias dolientes, no dejaron que la conferencia fuera dentro de las instalaciones de la CRN, y tuvieron que hacerla en el andén peatonal, frente al edificio central en Belmonte, Managua.

La familia Rodríguez Castillo dijo que no se adelantará a lo que harán, pero quiere que la CR dé explicación oficial y asuma la responsabilidad, así como las recomendaciones dadas en el informe.

Liseth Guido, divulgadora de la CRN expresó vía telefónica que las autoridades darán su versión en los próximos días.

Los muertos durante la tragedia fueron seis: 5 de la Cruz Roja y una periodista, entre ellos Enrique Méndez, conductor de la ambulancia de la Cruz Roja; Marianela Martínez, asistente de Divulgación de la Cruz Roja en Managua; Doris Rodríguez, presidenta de la Juventud de la Cruz Roja en Managua; Lucrecia Mairena, directora de la Cruz Roja, filial Boaco; Alexander Pérez, voluntario Cruz Roja en Boaco; Ana Luvy Urbina, periodista y directora del noticiero Boaco Visión.