•  |
  •  |

Indignación es lo que despierta el caso de José Dolores Almendárez, el joven promesante al que le desgraciaron su vida en la “dejada” de Santo Domingo, por una bala disparada por políticos en riña, quienes tienen que responder por el daño causado, expresó Gonzalo Carrión, Director Jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

El joven, quien se encuentra postrado en una cama de hospital, responsabilizó a los políticos por su desgracia. El director jurídico del Cenidh, Gonzalo Carrión, explicó que esclarecer el hecho delictivo le corresponde al Estado, y quien haya sido el culpable tiene que responder por los daños causados a la víctima.

Deben dar la cara
También exhortó al culpable del hecho a dar la cara, para que se esclarezca el caso y se trate de atender el serio problema que enfrenta Almendárez.  Hasta el momento no hay ningún detenido por el hecho, a pesar de que la Policía desde el mismo día de la balacera brindó un informe preliminar en el que presentó fotografías y videos de gente armada en el pleito.

El único que había sido detenido, un miembro del partido ALN, fue liberado el viernes por la tarde. Carrión añadió que no solo se trata de darle una silla de ruedas al afectado, sino que el responsable debe cubrir todos los gastos que sean necesarios.

José Dolores Almendárez recibió la noticia de que no podrá volver a caminar, debido a que los daños recibidos son severos.

No es posible mejorar el perjuicio, a través de una operación, ya que tiene residuos de pólvora y una intervención quirúrgica podría significar la muerte. Tal situación no afecta sólo a Almendárez, sino que toda su familia está también sumida en la tragedia, ya que no sabe quién costeará la educación y manutención de sus hijos.

Apoyo total
Por su parte, Carrión, dijo que el Cenidh tiene toda la disposición de apoyarlo.  
Indicó que “tenemos las puertas abiertas para cualquier ayuda en el cumplimiento de los derechos del afectado”.

Además la organización de derechos humanos se solidarizó totalmente con la familia del joven herido.  A los afectados, Carrión los invitó a expresarse. “Tienen todo el derecho a reclamar, a exigir justicia y a pronunciarse”, finalizó.

Colaboración