•  |
  •  |

El Consorcio brasileño Andrade-Gutiérrez se adjudicó oficialmente anoche su tercer megaproyecto, al firmar con el gobierno de Nicaragua un acuerdo de intención para realizar el estudio de viabilidad y factibilidad, para la construcción de un puerto de aguas profundas en Monkey Point, en el Atlántico Sur del país.

Con este acuerdo, el grupo Andrade-Gutiérrez, suma Monkey Point a los dos proyectos hidroeléctricos conocidos como Tumarín y Brito, el primero localizado en la parte norte de Nicaragua, y el segundo en la zona de Río San Juan.

El Presidente de la República, Daniel Ortega, asistió a la firma del acuerdo entre el presidente de la Empresa Portuaria Nacional, EPN, Virgilio Silva --en representación del gobierno de Nicaragua-- y Ronaldo Alves Pereira, Vicepresidente del Consorcio Andrade-Gutiérrez.  

Ortega enfatizó en la importancia del proyecto en el sentido de que, si se concreta, redundará en beneficio de la inversión privada, pues abaratará los costos de exportación e importación de mercadería al no necesitar más de los puertos hondureños y costarricenses para esas labores.

El mandatario nicaragüense recordó, sin embargo, que al estar ubicado en un territorio del país cuyos dueños son los indígenas, el proyecto del puerto de aguas profundas deberá ser aprobado por el Consejo Regional, en este caso el del Atlántico Sur.

Ortega aprovechó la oportunidad para destacar la importancia del proyecto hidroeléctrico Brito --el cual ejecutará el mismo consorcio brasileño--, señalando que esta obra no dañará el medioambiente, y que el mismo cuidado se tendrá en el caso del puerto de aguas profundas, pues el proyecto incluye la construcción de un canal seco con una vía ferroviaria que unirá a Monkey Point con el Puerto de Corinto, en el Pacífico.

US$10 millones en estudios
El delegado presidencial para las Inversiones, Álvaro Baltodano,  precisó que la empresa Andrade-Gutiérrez realizará “pronto” un estudio de factibilidad, el cual podría conllevar  año y medio o más.

“El estudio es para ver si hay condiciones para hacer lo que los nicaragüenses hemos pensando (el gran puerto de aguas profundas en Monkey Point). Hay que hacer estudios serios, solo esto implica como US$10 millones, todo eso lo asume la empresa,  la cual también tendría que ver la carretera”, dijo.

Baltodano recordó que Andrade-Gutiérrez, es una empresa reconocida a nivel mundial, y experta en la construcción de puertos, aeropuertos  y en el sector de energía.