•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El jefe policial hondureño que comandará el despliegue de soldados y policías en el valle del Aguán atribuyó este miércoles la violencia en esa región del Caribe, que ha dejado 11 muertos esta semana, a "infiltrados" de Nicaragua y Venezuela que han armado y entrenado a campesinos.

El gobierno de Porfirio Lobo ordenó el lunes el despliegue de 600 efectivos adicionales en ese fértil valle, escenario de disputas de tierras entre campesinos y terratenientes que han dejado 50 muertos en los últimos meses.

Entre "las autoridades ya se contaba con información de que grupos de extranjeros, provenientes de países como Venezuela, como Nicaragua, pudieran estar infiltrados en la zona, que ya estaban armados, inclusive que ya estaban entrenando grupos campesinos", dijo el comisionado Julio Espinal a radio Globo.

"Todo eso se manejó desde el inicio de esta lucha, ahora están las consecuencias de ese entrenamiento, de esas armas que entraron al país y que son armas de guerra, armas prohibidas y que de encontrar en poder de personas o grupos los vamos a someter a la justicia", agregó el oficial.

Las acusaciones sobre infiltrados de Nicaragua y Venezuela eran frecuentes bajo el gobierno de facto de Roberto Micheletti, que dirigió Honduras siete meses tras el golpe de Estado de junio de 2009, pero jamás se detuvo a ninguno.

El comisionado Espinal prometió erradicar la violencia en el Aguán una vez que se complete el despliegue de los nuevos efectivos.

"Hay tiempo suficiente para poder neutralizar y erradicar la violencia que impera en esa zona", dijo Espinal, quien fue nombrado comandante de la operación "Xatruch", ordenada por Lobo para restablecer el orden en ese productivo valle, situado a 600 km al noreste de Tegucigalpa.

Una fuerza de 400 efectivos desplegada por el gobierno no ha podido evitar las confrontaciones entre campesinos y guardias de fincas de acaudalados terratenientes, por lo cual Lobo decidió aumentar el contingente a mil.

Los campesinos han ocupado algunas fincas donde se cultiva palma africana de la que se extrae aceite para exportar a Estados Unidos y Europa.