•   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Costa Rica anunció hoy que invertirá cerca de tres millones de dólares en la instalación de cámaras para vigilar la zona de litigio territorial con Nicaragua, caso que estudia la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya (Holanda).

"Necesitamos infraestructura que garantice el monitoreo de (la zona fronteriza) 24 horas los siete días de la semana", declaró hoy la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, en una conferencia de prensa posterior a una graduación de policías.

La mandataria dijo que esta infraestructura "básica y nada sofisticada", se ubicará en territorio autorizado por la CIJ, que en marzo pasado dictó medidas cautelares.

"Necesitamos infraestructura. Básicamente equipo de vigilancia electrónica y unas bases que permitan la erradicación permanente de miembros de la Fuerza Pública" en el sitio, explicó Chinchilla.

El dinero para instalar los equipos de vigilancia provendrá de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) porque, según la presidenta, el país no cuenta con "recursos frescos" para ese fin.

El litigio territorial surgió en octubre pasado cuando Costa Rica denunció que Nicaragua invadió con militares y civiles su territorio en una porción de Isla Portillos o Isla Calero, y que allí causó daños ambientales a un humedal protegido por convenios internacionales.

Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ, que en marzo pasado ordenó medidas cautelares que, entre otras cosas, indicaban que ambos países se deben abstener de enviar a la zona en disputa personal civil, policial o militar.

La Cancillería costarricense anunció hoy que prepara una protesta contra el Gobierno nicaragüense por la incursión a la zona de litigio de unos cien miembros de la "Juventud Sandinista", grupo afín al presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Este grupo ingresó al lugar en al menos tres ocasiones entre el 6 y el 13 de agosto pasado, de acuerdo con la información de la Dirección de Inteligencia y Seguridad costarricense.

"Estamos informando a (la Corte de) La Haya de todos los incumplimientos y violaciones a sus medidas cautelares por parte de Nicaragua. No dejaremos de informar de ninguna violación que Nicaragua siga haciendo", manifestó la mandataria.

Por su parte, el ministro costarricense de Seguridad, Mario Zamora, explicó que las personas que han entrado a la zona "no pertenecen al Ejército, la policía ni a una misión gubernamental" nicaragüense, pero que el hecho sí constituye una violación a las medidas dictadas por la CIJ.

"Es una especie de presencia simbólica, recordemos que hay elecciones próximas en Nicaragua y conforme se acerquen más, más se incrementarán los actos de índole político que tenderán a capitalizar cualquier escenario de conflictividad" con Costa Rica, expresó Zamora.

Nicaragua ha negado en todo momento haber ocupado territorio costarricense y asegura que este terreno es de su soberanía.

La CIJ actualmente estudia el caso, pero no hay una fecha prevista para que emita una resolución.