•  |
  •  |

La Policía Nacional detuvo ayer a dos hondureños y a dos colombianos que pretendían transportar US$700 mil o más en efectivo, en un furgón hacia Panamá sin declararlo a la Dirección General de Aduanas, DGA, sin embargo, el conteo del dinero hasta el cierre de esta edición no había concluido y hoy será informado.

El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, afirmó que detuvieron a los hondureños Florencio Omar Díaz Saravia, de 32 años, y a Santos Teodoro Torres Velásquez, de 60 exactamente en las bodegas de Matra de la DGA, ubicadas frente al Mercado “El Mayoreo”, cuando intentaron sobornar a un inspector de Aduanas ofreciéndoles 10 mil dólares.

“Estamos investigando para qué iba a ser ocupado el dinero, lo cierto es que se trata de una actividad ilícita, y también investigaremos si los detenidos pertenecen a algún cártel de narcotraficantes”, dijo Borge.

Detenidos tropezaron
El jefe policial relató que Florencio ingresó a nuestro país por el puesto fronterizo El Guasaule el pasado 11 de agosto, proveniente de Guatemala, y llevaba como destino Panamá. Conducía el cabezal marca Freightliner, placa AAL4839, rastra placa RA 0958, que trasladaba 36 pacas de cartón reciclable, sin embargo, este mismo día colisionó contra otro remolque en la carretera hacia Somotillo, por lo que se comunicó con los dueños del pesado vehículo, la empresa Transportes Orellana Barahona, propiedad del hondureño José Rigoberto Orellana.

Debido a que el cabezal de Florencio sufrió daños tuvo que quedarse aguardando en una gasolinera de Chinandega, pero el pasado 13 de agosto la empresa envió otro manejado por Santos Torres y en el lugar trasbordaron la carga. Dos días después, ingresaron a Managua, pero la actividad ilícita que escondían fue descubierta ayer, y las autoridades policiales encontraron tres caletas en la rastra, que contenía 65 paquetes con dólares americanos en billetes de 20.

Colombianos iban al rescate
Pero horas más tarde, las autoridades policiales capturaron a Samuel Benavides Sarfal, de 45 años, con residencia colombiana, pero de origen hondureño, y a Luis Rafael Ibarra, de 44, colombiano, en la Carretera Norte, exactamente del puente a desnivel 150 metros al este, portando una considerable cantidad de dólares, que supuestamente sería usada para intentar liberar a los hondureños que estaban siendo requisados en la DGA.

“Esta gente hizo una llamada para ofrecerle al personal nuestro, a cambio de que se le dejara ir, una cantidad fuerte de dinero que creo que eran US$100 mil”, aseveró Borge. Los hondureños y colombianos serán puestos a la orden del juez por el delito de lavado de dinero, bienes o activos, y por intento de soborno, entre otros. El jefe policial señaló que los dólares serán depositados a la autoridad competente, según lo estipula la Ley contra el Crimen Organizado.