•   SAN JOSÉ / ACAN-EFE  |
  •  |
  •  |

El Gobierno de Costa Rica anunció ayer que destinará más de US$3 millones para reforzar vigilancia en  esa zona de litigio territorial, donde instalará cámaras con esa intención, caso que estudia la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Los recursos provienen de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), y a la cifra señalada que la Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, inicialmente solicitó, se lograron sumar alrededor de US$500,000 más.

La última decisión se hace al amparo del decreto de emergencia emitido a raíz de la supuesta invasión de Nicaragua en Harbour Head, como alega este país.

"Necesitamos infraestructura que garantice el monitoreo de (la zona fronteriza) 24 horas los siete días de la semana", declaró la presidenta en una conferencia de prensa posterior a una graduación de policías.

La mandataria dijo que esta infraestructura "básica y nada sofisticada" se ubicará en territorio autorizado por la CIJ, que en marzo pasado dictó medidas cautelares.

"Necesitamos infraestructura. Básicamente, equipo de vigilancia electrónica y unas bases que permitan la erradicación permanente de miembros de la Fuerza Pública" en el sitio, explicó Chinchilla.

El litigio territorial surgió en octubre pasado, cuando Costa Rica denunció que Nicaragua invadió con militares y civiles una porción de Isla Portillos o Isla Calero, territorio que el gobierno de Managua también reclama como suyo.

Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ, que en marzo pasado ordenó medidas cautelares que, entre otras cosas, indicaban que ambos países se deben abstener de enviar a la zona en disputa personal civil, policial o militar.

Nueva nota de protesta

La Cancillería de Costa Rica prepara otra nota de protesta diplomática contra Nicaragua, alegando una nueva incursión de jóvenes sandinistas al punto de disputa entre los dos países en la desembocadura del Río San Juan.

El vicecanciller Carlos Roverssi, quien dirige la cancillería mientras asume como ministro de exteriores Enrique Castillo, dijo a varios medios locales que el monitoreo por tierra y aire llevado a cabo por la Fuerza Pública y la Dirección de Inteligencia y Seguridad, DIS, demuestran el ingreso de 100 miembros de la “Juventud Sandinista”.

Los ingresos de este grupo fueron percibidos los días 6, 10 y 13 de agosto, en el humedal que aquí llaman Isla Calero, pero que en realidad es Harbour Head.

“No podemos confirmar que sean militares, pero tampoco podemos descartarlo. Sabemos que representantes de la juventud, del Movimiento Guardabarranco, han levantado campamentos donde se observan carpas y ropa, lo cual nos parece un acto de mala fe, y una flagrante violación a lo estipulado por la CIJ”, expresó Roverssi al Diario Extra.

Las fotografías aéreas, una de ellas publicada por el diario La Nación, demuestran lo que sería un campamento de civiles nicaragüenses en la zona fronteriza en disputa.

La cancillería tica considera que Nicaragua viola la disposición de la Corte, porque en su resolución de marzo anterior ordenó a las partes enviar personal civil, de seguridad y militar a la zona de Habour Head, tras la demanda costarricense por supuesta invasión de parte de Nicaragua.

Las fotografías serán usadas como pruebas en el juicio, dijo Roverssi, quien anunció el envío de una próxima protesta a Nicaragua.

Nicaragua ha negado en todo momento haber ocupado territorio costarricense, y asegura que este terreno es de su soberanía. La CIJ actualmente estudia el caso, pero no hay una fecha prevista para que emita una resolución.