•  |
  •  |

Mientras el ministro de Transporte e Infraestructura, MTI, Fernando Martínez, minimizó ayer la protesta que mantienen desde hace varios días   extrabajadores de la institución, Edgar Barberena, uno de los afectados, inició una huelga de hambre para recrudecer su protesta.

Martínez dijo en el Canal 13 que la institución ha cumplido con todos los acuerdos y obligaciones de ley, y que cada uno de los trabajadores está recibiendo su salario, aunque no están integrados en sus puestos laborales.

“Ellos están fuera de la institución porque están en proceso investigativo y suspendidos, mientras no se aclare la situación en el Ministerio del Trabajo o en la Corte Suprema de Justicia, CSJ. El hecho de que estén protestando te refleja que en Nicaragua hay libertad de expresión y libertad sindical”, dijo.

Por su parte, Byron Tercero, uno de los extrabajadores y dirigente sindical en el MTI, dijo que este es el inicio de una lucha que irá hasta las últimas consecuencias, hasta lograr que cada trabajador sea reinstalado en su puesto laboral.

Tercero recordó que varias resoluciones emitidas por la Corte Suprema de Justicia y por el Ministerio del Trabajo, fueron a favor de los afectados, y ordena a las autoridades del MTI a cumplir las obligaciones que establecen la leyes laborales del país, sobre todo a que se les ubique en sus puestos laborales.

“Es el ministro Martínez el que está incumpliendo con una serie de acuerdos a los que se habían llegado, donde se estipulaba que se nos reinstalaría en nuestros puestos laborales.

No se están cumpliendo las disposiciones de leyes y eso es ilegal”, argumentó Tercero.

Martínez insistió que el actuar de los trabajadores suspendidos es ilegal, y señaló que aún está en espera de lo que determine la CSJ, con respecto a cada caso de forma individual.

“Mientras no haya una resolución, ellos se mantienen suspendidos, sin embargo, el convenio colectivo establece que se les debe mantener su salario y esta disposición la estamos acatando”, agregó.