•  |
  •  |

Un millón 79 mil 360 dólares fue el monto total que ocupó la Policía Nacional a dos hondureños y a dos colombianos que pretendían transportarlos en un furgón hacia Panamá sin declararlos a la Dirección General de Aduanas, DGA, mientras el Fiscal General de la República, Julio Centeno, dijo desconocer si alguna vez estas cantidades de dinero incautadas al crimen organizado han sido enviadas al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, MHCP.

El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, afirmó que parte del dinero se les ocupó a los hondureños Florencio Omar Díaz Saravia, de 32 años, y a Santos Teodoro Torres Velásquez, de 60, exactamente en las bodegas de Matra de la DGA, ubicadas frente al Mercado “El Mayoreo”, cuando intentaron sobornar a un inspector de Aduanas ofreciéndoles 10 mil dólares.

Pero horas más tarde, las autoridades policiales capturaron a Samuel Benavides Sarfal, de 45 años, con residencia colombiana, pero de origen hondureño, y a Luis Rafael Ibarra, de 44, colombiano, en el kilómetro seis de la Carretera Norte, exactamente del puente a desnivel 150 metros al este, portando una considerable cantidad de dólares, que supuestamente sería usada para intentar liberar a los hondureños que estaban siendo requisados en la DGA.
¿El objetivo del dinero?
“En las próximas horas serán puestos a la orden de las autoridades por los delitos de lavado de dinero y crimen organizado, los cuatro detenidos, los dos hondureños y los cuatro colombianos; tenemos ocupados dos cabezales y dos remolques”, detalló Borge. Sin embargo, el jefe policial no pudo precisar para qué iba a ser utilizado el dinero y a qué agrupación delictiva pertenecen los capturados.

Centeno aseveró que un fiscal estuvo presente en el conteo del dinero, y que este recibió orientaciones para indicar a las autoridades policiales y judiciales que los dólares sean depositados en el MHCP, como lo establece la Ley contra el Crimen Organizado.

“Tendría que ser el propio ministro (de Hacienda) quien te podría responder si la gente ha cumplido con las orientaciones que los fiscales hacen al juez correspondiente, de que se cumpla con la ley… al Ministerio Público no le ha tocado nada (de los bienes incautados al crimen organizado), y ojalá le toque algo algún día”, se quejó Centeno.