•   Honduras  |
  •  |
  •  |

La policía de Honduras capturó esta mañana a la nicaragüense Karla Vanessa Barahona, de 23 años, junto a los hondureños Francisca Carranza Muñoz, de 55 años, y Henry Enoc Maradiaga, de 31 años, por estar vinculados con el secuestro de una masajista en San Pedro Sula.

Según una publicación del diario La Prensa de Honduras Karla Vanessa Barahona fue detenida durante la liberación de la hondureña Jacqueline Damaris Matute Morales, de 38 años, quien había sido reportada como desaparecida desde hace varios días.

“El objetivo era poder dar con el paradero de la mujer que permanecía en cautiverio desde hacía unos días. En el operativo participaron unos 30 agentes entre Policía Preventiva y el Grupo Especial Antisecuestros, Geas”, informa el medio local.

Según la publicación a eso de las 7.30 la mañana Matute, quien es originaria de San Pedro Sula, fue recuperada por los agentes. De acuerdo con informes preliminares, la señora al momento de ser rescatada no mostró señales de haber sufrido maltrato. Y es que al momento en que miembros del Grupo Especial Antisecuestros se presentaron en la vivienda encontraron a Matute Morales sin vendas ni ataduras, lo que hace sospechar del presunto secuestro. La información que maneja la Policía es que la supuesta secuestrada llegó a la comunidad por su propia voluntad, luego de haber sido contactada para trabajos como masajista, labor que desempeña en la zona norte.

La mujer mantuvo comunicación telefónica con uno de los raptores, quien la convenció de viajar a la aldea para que prestara sus servicios, pero luego fue retenida por la fuerza. En ese momento la masajista fue secuestrada y se ubicó a la familia para pedir una suma de dinero por el rescate.

Los parientes de la secuestrada habían pagado un primer depósito y ayer entregarían una segunda parte del botín, según informó Alberto Osorto, vocero regional de la DNIC. La afectada permanecía en cautiverio desde el pasado 7 de agosto.

El comisionado Atilio Flores Morazán, de la Policía, señaló que la liberación de la dama es el resultado de un trabajo de investigación que les llevó varios días.

“Desde hace tres días los equipos de investigación han estado trabajando en el rescate de esta joven, culminando hoy con su liberación”, indicó Flores.

La comunidad donde permanecía la joven queda a una hora de la ciudad de Choluteca, lugar hasta donde se desplazaron las autoridades policiales luego de que los familiares de la víctima denunciaran el secuestro. “Ellos sólo me permitían hablar con mis familiares para presionarlos y que depositaran el dinero”, dijo Jacqueline al momento de su rescate.

Las autoridades aseguraron que continuarían con las investigaciones para esclarecer el presunto secuestro, debido a que encontraron algunas irregularidades al momento de la liberación de la mujer.

De momento se desconoce la situación de la nicaragüense, pero se espera que en el transcurso del día se brinde mayor información.