•   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |

La justificación que dio un hacendado por el despale que está realizando en la hacienda Buena Esperanza, en el municipio San Ramón, no fue suficiente, y las autoridades departamentales del Inafor en Matagalpa decidieron imponer una medida administrativa con una multa de US$10,000. Además, el dueño de la propiedad es reincidente.

EL NUEVO DIARIO estuvo en lugar donde unas cuarenta manzanas han sido despaladas, y según las inspecciones realizadas por Inafor, Marena, Magfor Procuraduría Ambiental y Policía Nacional, hay varias fuentes de agua que están afectadas por los trabajos agrícolas que se han realizado en Buena Esperanza.

La ingeniera Amalia Ulloa, delegada regional del Inafor, manifestó que investigaron la denuncia de los despales, comprobando la información, lo que les sirvió para imponer una multa contra José Crisanto Álvarez Sacasa, quien es reincidente en la comisión de delitos ambientales, aseguró la funcionaria.

“Presentaron un supuesto Plan de Manejo, que para nosotros no tiene ningún sustento legal, ni para el Marena ni para el Inafor, por lo que les dijimos que no podían seguir talando la parte primaria del bosque, ya que después introducen el café”, señaló Ulloa.

La funcionaria aseguró que los administradores de la finca le manifestaron que tenían más de un millón de plantas en viveros para reforestar, pero en el recorrido no encontraron nada, solamente unas ochenta mil plantas de café, listas para ser trasplantadas, por lo que se les ordenó parar todo tipo de trabajo en la zona, aseguró.

Por esa razón se abrió el proceso administrativo, y como ya fue sancionado en dos ocasiones por el Marena, por contaminación al medio ambiente con químicos y aprovechamiento ilegal de madera, se le aplicó lo que dice la ley, duplicando la multa  de cinco mil a diez mil dólares americanos.