•  |
  •  |

Rigoberto Reyes Herrera, el primo hermano del presidente fáctico del Poder Electoral, Roberto Rivas Reyes, reaccionó a las afirmaciones y ofensas que el polémico personaje hizo en su contra,  en las grabaciones que EL NUEVO DIARIO presentó la semana pasada, de unas conversaciones con su exproveedor Mario Chow, en las que se conoció cómo maneja los bienes del Estado.

“Roberto me insulta llamándome bruto y acomplejado, favor que me hace, porque toda persona tiene complejos, y reconozco que tengo un complejo y don Roberto no se equivoca, porque tengo un complejo de superioridad que me ha llevado a vivir en mi vida, hacia adentro, hacia mi hogar, contento conmigo mismo”, dijo Reyes Herrera durante una comparecencia en Radio Corporación.

Rivas, durante la conversación con Chow, que devela entre otras cosas que estaba al tanto de la elaboración de facturas y del tráfico influencias desde su cargo en el Consejo Supremo Electoral, CSE, dijo que don Rigoberto “es un bruto,  un acomplejado y peliculero de mier… que en su vida ha hecho un solo disparo”.

Esto en referencia al disparo de escopeta que Reyes Herrera hizo en los años 60 y que, por accidente, mató al burrito de Kenctuky, que casi 40 años después el titular con período vencido del CSE incluyó como vivo, al momento de cobrar una ilegal indemnización a favor de su madre Josefa Reyes, cuya historia fue publicada gracias a una investigación de EL NUEVO DIARIO.   

“No me extraña que me mencione, porque don Roberto cree que hace las cosas bien, pero como todo se sabe, hasta lo que hay debajo de las piedras, para mí fue una sorpresa cuando un periodista de EL NUEVO DIARIO me mostró los documentos que probaban que el burrito de Kentucky, que por accidente maté en la huerta, fue cobrado como vivo por Roberto en la indemnización ilegal”, indicó.

“Roberto tiene un complejo de inferioridad que quiere superarlo comprándose carros de más de cien mil dólares, mansiones de millones de dólares en Costa Rica y en Nicaragua, y aviones”, dijo Reyes Herrera.

 

La “fórmula” de los cinco mil dólares
Recordó que antes de jubilarse fue trabajador de compañías de seguro, y que ganó cinco mil dólares al mes “cuando valía el dinero”, y que nunca tuvo siquiera en la mente poder hacer con ellos todo lo que ha hecho su primo.

“Ando en un (carro) Lada que me costó en 2004 siete mil dólares, y es el carro en el que me transporto, y tampoco necesito de fincas como la que era de don Carlos Dubón, que se quedó con ella después de comprarla extrañamente a una cooperativa”, añadió.

 “Es posible que sea bruto, porque no tuve la oportunidad de que Roberto me explicara cómo con cinco mil dólares al mes de sueldo se puede llegar a tener el capital que él tiene, aunque ahí en las grabaciones se dice cómo es”, indicó al referirse a las facturas falsas que sirvieron para soportar la salida de más de 400 millones de córdobas por medio del “método” de “anticipos a justificar”.

A la vez, Herrera afirmó que nunca Rivas Reyes tuvo fincas. “La única que tuvo fincas fue su madre, y es la de la herencia de mi abuelo, el general Rigoberto Reyes, y por la cual cobró una enorme indemnización de más de 11 millones de córdobas, metiendo en el inventario una gran cantidad de cosas que no le correspondían, como la casa hacienda, los campamentos, los corrales, los tractores y camiones, de los que no tenía nada que ver”.

 

“Pobre primo no duerme tranquilo”
Sostuvo que prefiere que Rivas le diga “bruto y acomplejado”, porque aun con esos defectos que le achaca el magistrado” duermo tranquilo en mi finca en Muy Muy, no tengo sus problemas. El pobre primo no creo que pueda dormir por mucha protección que se le pretenda dar, no creo que pueda dormir tranquilamente teniendo al pueblo entero criticando su vida de millonario, y, por si acaso, por el peso de conciencia”.

Añadió que aunque de Rivas solo ofensas recibe, “lo aprecio al igual que a mi tía Chepita, y lo perdono a pesar de todo lo que ha hecho y ha dicho de mí, y no quisiera de ninguna manera estar en su lugar”.