•   Jinotepe, Carazo  |
  •  |
  •  |

Como un aporte a la lucha contra la prostitución de menores y el creciente proxenetismo, la Dirección de EL NUEVO DIARIO decidió suspender definitivamente a partir de hoy, la publicación de anuncios sobre masajes y similares, habida cuenta de que esos sitios están siendo utilizados para encubrir prostíbulos y trata de jovencitas.
En tanto, para la Policía de Carazo la investigación sobre la trata de personas no concluyó con la detención de María Eugenia Blanco Reyes, de 21 años. Es más, existe pleno convencimiento de que esta mujer protege a gente más pesada en el sucio negocio de contratar jovencitas a quienes con engaño llevan a los centros para masajes y luego prostituyen dentro y fuera del país.
El subcomisionado Rolando Canales, jefe de Auxilio Judicial en el departamento de Carazo, dijo que los centros para masajes son una especie de mampara que usan los corruptores, porque es sabido que cuando están las muchachas en esos lugares son obligadas a tener sexo en especial con gente adinerada y de buena posición que frecuenta estos sitios.
Según Canales, las mismas declaraciones de la presunta rufiana que espera audiencia inicial para el diez de agosto en el juzgado de Diriamba, hacen pensar a las autoridades que hay otras personas implicadas en el sucio negocio. Como ha mencionado a varios extranjeros, cabe pensar que la trata de personas tiene vínculos internacionales, lo que investiga la Dirección de Auxilio Judicial Nacional.
Aclaraciones sobre dos mencionados
Respecto al estadounidense Tim Thomas Max y al nicaragüense Oscar Navarrete, según la Policía jamás se ha dicho que han sido acusados, simplemente hay una relación por parte de la misma María Eugenia, que asegura que en la camioneta negra de Oscar Navarrete fue que se trasladó a Dolores, Carazo, lugar donde se encontraría con la quinceañera que la denunció y gracias a cuya colaboración fue posible frustrar el plan de la reclutadora.
Thomas, que según trascendió en Carazo enviaría a su abogado para aclarar que nada tiene que ver en el asunto, es el que ofrece las habitaciones con mucho confort en residencial Bolonia, mientras se conoció que el gringo lo que hizo fue facilitar el arriendo del local a María Eugenia, donde estuvo el “Vip Peppers”, tal como era denominado el centro para masajes donde la Policía encontró abundante pornografía, vibradores, rones nacionales y extranjeros y una lista de muchachas listas para ser reclutadas, documentos que están en poder de Auxilio Judicial Nacional.
En el celular de María Eugenia hay, igualmente, vídeos donde aparece el gringo Thomas y otro estadounidense, quien se supone es compañero sentimental de la ahora procesada, mensajes obscenos y videos también pornos. El caso, por lo tanto, apenas comienza para los investigadores, tanto en Carazo como en Managua, todo con la finalidad de cortar los tentáculos de la mafia dedicada a la trata de personas en el país, según comentó uno de los jefes policiales.